La emoción tiene remedio

La emoción tiene remedio

Cuando observamos en los niños turbulencia emocional, cuando algo en sus conductas nos hace pensar en ellos como los "chicos problema" debemos recordar (para ayudarlos) que toda emoción enfermiza encuentra su remedio en la energía emocional, y esta energía emocional se encuentra vibrante y activa en esa actitud que demuestra auténtico interés y comprensión, en la mirada intencional, en la palabra cariñosa, en esa intervención justa y acertada tan necesaria y a menudo, tan ausente. 

El fracaso de los genios es casi un clisé. El tratamiento adecuado a la emoción garantiza mejoras de rango superior, con repercusiones ligadas siempre al progreso, al desarrollo, al bienestar y la felicidad. Según Edward Bach, quien descubriera los efectos sanadores en las esencias florales, las emociones forman parte de nuestra naturaleza; están para ser sentidas; ellas nos visitan como mensajeros trayendo un mensaje importante. La enfermedad es según Bach, la última etapa de una causa mucho más profunda y que se encuentra en la mente. Un mensaje importante largamente desatendido. De una comunicación fluida con uno mismo, de una interpretación acertada respecto de una emoción anclada en alguna parte del cuerpo pueden surgir maravillas y progresos deslumbrantes. En cambio, los esfuerzos puestos en acallar, sedar, adormecer, prevenir o combatir una emoción, garantizan desenlaces poco felices.  Huelgan razones para ofrecer Educación Emocional desde la escuela o desde el hogar; aprender a "conversar" con las emociones resulta infinitamente más productivo y civilizado que considerarlas molestas. Cuando uno aprende a interpretar el lenguaje de sus propias emociones aprende de sí mucho. Desafortunadamente, existen ya demasiadas las evidencias de que los intentos por acallarla tienen más chances de ofrecer finales altamente infelices.

La comprensión por parte de padres y maestros de los vaivenes emocionales y actitudinales de los más jóvenes no puede sino contribuir a fortalecer los lazos y a purificar el clima en el hogar y en la escuela. El BiblioLab resultará un aliado insustituible a la hora de lidiar con adolescentes: las pautas vertidas, los ejercicios sugeridos y las herramientas de comunicación ofrecidas van guiando tanto a adultos como a jóvenes a ir de la confrontación a la reconciliación atravesando caminos amables, interesantes, incluso divertidos. La forma y contenido del BiblioLab permite a padres y educadores entablar un vínculo más provechoso basado en la comprensión y fomentando el diálogo fructífero, el estímulo a las capacidades y el desarrollo saludable. Si actualmente se encuentra usted experimentando angustias con su hijo y sin saber cómo ayudarlo, regístrese al BiblioLab. Descubrirá un universo de posibilidades que están a su alcance para ayudarlo con su palabra, con su mirada

Los padres extraen en el BiblioLab pautas útiles y sugerencias que servirán para detectar el mecanismo emoción-pensamiento-acciòn en sí mismos, en sus hijos, y en la estructura vincular generando en el hogar integrantes con espíritu colaborador. Una incursión responsable al BiblioLab facilita la resolución eficaz de conflictos en la construcción de visiones más amplias sobre situaciones que presentan dificultad. Ofrece respuesta certera al problema de los "chicos problema". El mal comportamiento, la mezquindad, la dificultad para compartir, la tendencia a destruir, la impaciencia, el desinterés, el agobio, el agotamiento, los celos no hacen más que desagastar y conducir a puertos indeseados incrementando la dificultad para atender a los asuntos cotidianos de chicos y grandes. Se trata de estados del ser que reclaman atención y suavidad; nunca sedación. Para todas las edades, pero muy especialmente a la edad escolar, la sedación resta claridad a la mente; agota las energías, impide lidiar positivamente con las tareas y los retos del acontecer diario.  

Por su sencillez, el entrenamiento en el BiblioLab permite a personas de toda edad producir cambios positivos en sus conductas como asì también, a asistir a transformaciones notables en el comportamiento del organismo. Un buen trabajo en el BiblioLab puede evitar largas y a menudo penosas horas en tratamientos reparadores futuros.  

El BiblioLab resultará de utilidad también para padres con hijos pequeños y que se interesen en prácticas de estimulación temprana. Pistas sobre los rasgos florales, las enseñanzas en nuestros videos motivacionales y las estrategias de motivación los ayudaràn a estimular la capacidad creativa de sus hijos más pequeños

Con el correcto tratamiento de las esencias florales y observando los resultados positivos de estas energías todo padre transmitirá con entusiasmo las maneras sencillas y efectivas de agregar vigor al sistema cuerpo mente, imprimiendo mediante sus prácticas, el gusto por la vida en sus hijos más pequeños, y en los mayores, el sentido de responsabilidad y autonomía respecto de su bienestar general. El buen uso de las esencias florales reforzará siempre el espíritu de investigación y sus ansias de progreso.

La emoción tiene remedio: El Vademecum en el BiblioLab y su sistema de doble consuta (por esencia, o por síntoma) permite detectar un problema emocional y resolverlo con autonomía; agiliza la recuperación de los dolores emocionales y las trabazones intelectuales que les corresponden

**Regístrese hoy al BiblioLab - Planes en vigencia aquí