Willow (Sauce) Flor de Bach

WILLOW (SAUCE) pertenece al grupo de Flores de Bach para quienes sufren de Desaliento y la Desesperación. Las Flores de Bach que completan este grupo emocional son: Star of Bethlehem, Larch, Pine, Crab Apple, Elm, Oak, Sweet Chestnut. El Dr Bach define a Willow como el remedio “para los que han sufrido adversidades o infortunios y no los pueden aceptar sin queja ni resentimiento, porque juzgan la vida en gran medida por el éxito que aporta. Sienten que no han merecido pasar por una prueba tan grande, que la vida ha sido demasiado injusta con ellos y se vuelven amargados. A menudo pierden interés y se tornan menos activos en aquellas cosas de la vida que solían disfrutar.

Willow, palabras clave:  

Envidia, resentimiento, rencor, depresión, rabia, amargura, celos, desconfianza, suspicacia, complejo de vìctima, odio, autocompasión, desilusión, pesimismo, insatisfacción, disgustado, celos, malhumor, quejas, avaricia, desgano, lamentaciones, reproches, desgracia, infortunio, acritud, protesta, cinismo, rencor, ironía, crítica, egocentrismo, aislamiento,  tristeza.  

DESCRIPCIÓN -PARA QUÉ SIRVE WILLOW

 Willow, características en estado negativo

En este estado negativo surge una personalidad amargada, desconfiada, con una silenciosa hostilidad y lamentaciones constantes. Willow sufre en la convicción de que la vida se ha ensañado con él; que a diferencia de otros, él tiene y tendrá mala suerte. 

Los Willow negativos son personas insatisfechas, llevando una vida infeliz. se comparan con los demás; sienten envidia. Sufren con el éxito ajeno, soportan mal la felicidad ajena, no pueden compartir las alegrías de los demás. 

Willow es el sauce llorón cuyas hojas que caen lánguidas mirando el suelo ilustran el estado pesimista.  Estas personas hacen foco en lo que les falta y que otros tienen. No piensa tanto en términos de logros a cumplir como de concesiones que hace la vida. Se convierten en seres de corazón duro; maldiciendo lo que les toca vivir, convencidos de que la vida les debe una gracia.

Willow considera que el mundo es un lugar hostil para vivir; un lugar plagado de injusticias de las que se siente vìctima principal. Son personas que, por lo general, no han sido discriminados, y aún así sienten que la vida se ha ensañado con ellos. 

La actitud general es fundamentalmente negativa; de queja constante. Son difíciles de satisfacer. Protestones, rezongones. Están siempre malhumorados, insatisfechos, disgustados, descontentos, contrariados. Amanecen de mal humor y se acuestan de mal humor. Durante el día están con mala cara, irritables y rezongando por nada, apestando el ambiente e intentando contagiar la amargura, el enojo y el malestar también a los demás  Durante el día se detienen en las pequeñas contrariedades, en lugar de enfocar su atención en lo bueno y positivo.

Se trata de un estado transitorio que a menudo se convierte en caracterológico; un rasgo muy negativo, pesimista, amargo que se instala en la personalidad. 

Cómo surge el estado Willow negativo

El rasgo Willow negativo surge a raíz de reiteradas frustraciones, de experiencias de segregación, maltrato, indiferencia cuando el sujeto comienza a compararse mal y se siente perdedor en la comparación. Las evaluaciones que hace no son objetivas; sus observaciones no están orientadas a aprender y mejorarse sino a sentirse víctima. 

A menudo se inicia en la juventud como producto de los primeros desencantos amorosos, de grandes fracasos en el estudio que dejan un impacto tan fuerte en el ser, que lo conducen a sentirse víctima de las circunstancias, un ser destinado a fracasar. En esta convicción Willow inicia una actitud negativa generalizada y comienza a repetir fracasos y desgracias. 

Willow negativo es frecuentemente un estado transitorio ya que a todos en algún momento el destino nos golpea con alguna adversidad, y caemos en pensamientos y actitudes altamente negativas, fatalistas. Nuestro pensamiento se distorsiona, se oscurece. Perdemos energía, perdemos el equilibrio y caemos en un profundo desaliento, irritabilidad, amargura, sensación de injusticia, rencores. Es entonces que empezamos a ver negrura solo a nuestro alrededor. No podemos captar las dificultades ajenas. Nos sentimos las ùnicas vìctimas. No podemos evitar mostramos quejosos, pesimistas. Esto puede durar un tiempo luego del cual la recuperación comienza a perfilarse.  Se trata de momentos pasajeros que sirven como lecciones de vida y al cabo de un tiempo, después de haber hecho las correcciones necesarias, solemos recordar lo vivido desde una perspectiva diferente, más fresca, más moderada, más justa y más juiciosa. Para estos casos, y para impulsar el aprendizaje y el cambio de conducta, esta esencia ha probado ser un remedio eficaz.  

 

Ahora bien, cuando el aprendizaje no ocurre se instala el rasgo Willow negativo en la personalidad y surge un estado Willow negativo caracterológico. Hablamos de una personalidad Willow negativa cuando la negatividad se ha instalado en la persona y se hace crónica; cuando surge una personalidad mala onda, que destila negatividad y produce rechazo.  

 

Diferenciar Flores de Bach: Willow o Pine

Ambos viven en lamentaciones. Mientras que Pine se siente responsable, Willow no puede reconocer sus errores. Pine se siente culpable y cree que Dios lo castiga impidièndole concretar sus sueños. Considera que es justo que Dios lo castigue.  Willow, se siente merecedor de privilegios, y se siente injustificadamente desplazado. Culpa a los demás. Su pensamiento está infectado de reproches que le hace a la vida, a los otros, a algún factor exterior, a Dios, al destino, al país, a alguna ley, a fuerzas sobrenaturales. PIne pone su atención en sus fallas, se culpa a si mismo, asume incluso culpas ajenas, se auto-reprocha. Willow, en cambio orienta sus reproches al exterior; no asume sus responsabilidades. Pine es agradecido con lo que tiene, Willow pone su atención en los aspectos negativos de su vida, en lo que todavía le falta, desestimando lo que efectivamente tiene de positivo.

Diferenciar Willow de Holly

Holly es abiertamente expresivo en su odio, sus celos. Holly es explosivo. Willow, en cambio tiene un sufrimiento rumiante. Es el que prepara una venganza con frialdad. Es silencioso, masculla bronca, se  traga el veneno calladamente. Su manera de reaccionar no es mediante rabietas sino refunfuñando, quejándose y rumiando sobre su mala suerte o llorando a solas.  

Diferenciar Willow de Gentian 

Gentian: De un modo similar a Gentian, su propia manera negativa de pensar, atrae más negatividad a su vida. Gentian es pesimista en la certeza de que no conseguirà realizar sus logros. Willow, en cambio, no piensa en logros, sino en la injusticia de la vida que le da mucho a algunos y nada a él.  

Willow siente y afirma que la vida lo engañó; que literalmente, lo des-ilusionó. En cierta forma similar a Gentian, Willow tambièn està convencido de que “unos nacen con estrellas y otros nacen estrellados”  Y en esta comparación èl se sentirà el estrellado. “Pobre de mí, no me merezco algo así”, "por qué siempre a mi!" No tengo suerte. 

 

Diferenciar Willow de Mustard

Mustard, También, de un modo similar a Mustard, surge este estado en la mitad de la vida, cuando la persona mira atrás, y el balance consciente o inconsciente de su paso por la vida parece dar un resultado negativo.  Mustard entra en depresión mientras que Willow entra en amargura, dada su dificultad para reconocer sus errores. Willow proyecta el error afuera a la vez que se siente descorazonado profundamente al advertir que sus chances, ilusiones y esperanzas de materializar sus anhelos se acortan irremediablemente.  

Willow o Chicory

Frecuentemente se confunde el reproche Willow con el de Chicory. Chicory es más orientado a su círculo íntimo mientras que Willow le reprocha al destino, a la vida, a la mala suerte. Chicory utiliza el reproche como medio de manipulación. Vale decir, que està más orientado al futuro. Su actitud se orienta a conseguir las cosas y en esa intención hace uso del reproches. Willow mira atrás y sufre porque ve lo que no le fue concedido. No tiene habilidad manipuladora, se limita a refunfuñar. A menudo Willow no sabe lo que quiere, solo ve lo que los demás tienen y esta observación le sirve como idea. Chicory se sentirá feliz y satisfecha de conseguir su cometido; Willow no se siente feliz de obtener lo que le agrada; siempre habrá algo que los otros tienen y que es mejor que lo que tiene él.  

Willow y la capacidad de perdonar

Pine y Chicory áún en estado negativo, conservan la capacidad de perdonar. Willow, en cambio no puede hacerlo. No puede ni quiere hacer las pases con el destino. Prefiere vivir en el lamento que es su territorio conocido. Es el tipo de personalidad que no puede salirse de la zona de confort aún cuando esta zona no sea en absoluto confortable. Willow prefiere rumiar en ese pasado decepcionante, lleno de frustraciones y que no puede terminar de aceptar. Prefiere vislumbrar su destino oscuro, un futuro adverso, donde las frustraciones sigan siendo moneda corriente, a concentrarse o indagar en formas de producir un cambio favorable en su vida. Descree de esta posibilidad. Prefiere recrear la amarga experiencia a la que la vida lo sometió tan injustamente, pero insiste en permanecer allí donde se encuentra. Huye de las observaciones, las descalifica. Se siente incomprendido. El reproche por la falta de comprensión resulta una medida simplista en su dificultad para perdonar, escuchar y aceptar verdades dolorosas respecto de su actitud. Willow no puede asimilar tales observaciones, no puede tomarlas sin resentimientos, sin encontrar culpables afuera. Hará caso omiso de las sugerencias y consejos; ante ellos, se suele mostrar cínico.  Prefiere la rumiación y el reproche al destino, a la observación sincera, y a implementar cambios haciéndose responsable. Su mundo está contaminado de  pensamientos altamente negativos y esta rumiación negativa se percibe fuertemente, y resulta una barrera tramposa y dañina para su capacidad mental y para su salud física. La negatividad Willow transcurre en el interior de la persona. Se inicia en la mente; luego esta energía negativa se materializa en el cuerpo creando disturbios orgánicos de consideración. La dificultad de abrirse, aceptar y perdonar con el corazón impide a Willow superar tanto su realidad exterior, como las fallas en su organismo. El tipo de enfermedades que genera Willow son serias, profundas, y muy difíciles de superar. 

Ante las diferencias o discusiones, Willow tendrá dificultades para olvidar y mucho menos podrá perdonar. En el mejor de los casos, Willow perdona pero no olvida. No conseguirá superar el mal trago. Puede permanecer anclado en el disgusto durante años, recreando ese pasado doloroso y posiblemente trayéndolo al presente, mencionándolo, reprochando, haciéndole recordar el episodio, el sufrimiento o el disgusto. En el caso de que Willow no destine su energía a planificar una venganza, sin dudas permanecerá rumiando el hecho, alimentando el rencor, y saldrá con un comentario tipo latigazo en el momento menos pensado dejando a los demás atónitos.

Willow en la vida social  

Para Willow negativo, el patio del vecino siempre parecerá más amplio.

Willow se siente distinto. No consigue ser feliz y siente que los demás tienen la culpa de sus infortunios, de sus fracasos y de su infelicidad. (familiares, amigos, políticos, jefes, el gobierno, el clima que le tocó en suerte, la casa que le tocó en suerte, el barrio que le tocó en suerte, la familia que le tocó en suerte etc).

Discute con Dios; le reclama cosas, le reprocha el que lo haya abandonado, o castigado tan injustamente mientras que a los demás los ha beneficiado en demasía.

El tema “Los caminos de la vida” de Vicentico, refleja el Sentir Willow negativo: 

“Los caminos de la vida /no son lo q yo pensaba/no son lo q yo creía /
no son lo q imaginaba

Willow negativo no es un buen amigo. No tiene capacidad de amar y entregarse sin rodeos al amor o a la amistad. Es un ser oscuro, traicionero. Puede mostrarse agradable con esa persona que él considera que le ha fallado, traicionado, o decepcionado. pero rumiando rabia y deslizando quizás alguna ironía. Hace bromas de mal gusto. Disfruta siendo el aguafiestas de las reuniones, amargando a los demás, especialmente si los ve disfrutando. Tiene dificultades para divertirse y no soporta ver que los otros se divierten.  Disfruta arruinándole el día a algún vecino. Le gusta la calumnia, la camarilla. Willow negativo es la manzana podrida que pudre a todas las del cajón.  

Es la bruja que, con una sonrisa, envenena a BlancaNieves. Puede mostrarse preocupado, pero secretamente disfrutará con el fracaso ajeno. El fracaso ajeno es fuente de satisfacción para Willow. Lo vive como una demostración de que se ha hecho justicia divina. 

Que el amigo experimente una caída financiera, que pierda el empleo, que se le arruine el viaje de placer, que la fiesta del amigo salga mal. Que sus amigos se peleen o se divorcien, que el amigo fracase en sus estudios, que su amigo no prospere en su proyecto; que tenga alguna desgracia, que sufra. Ante estos episodios desgraciados, Willow no podrá evitar sentir cierto placer, aunque lo disimule. Secretamente estará celebrando. 

Esta persona que está enojada con la vida, con la gente, con su destino: Se traga su resentimiento, su odio silencioso.  Siente más envidia que celos. Vive rumiando malestares, protestando a cada paso como una cafetera vieja. Goza en su interior ante la desdicha ajena. Imposible no percibir su energía negativa. Willow parece contaminar el ambiente. No puede evitarlo, y la gente no puede evitar rechazarlo. 

Posiblemente la vida no lo haya tratado tan mal, Pero es la lectura que le da a las cosas que le toca vivir lo que lo hunde en la negatividad. Allì donde otros deducen que han tenido experiencias de aprendizaje y logran superarse, Willow, se aferra a sus parciales conclusiones. Es rígido en sus preconceptos y no se muestra interesado en aclarar una situación que haya resultado conflictiva. Willow es capaz de guardar un rencor durante años resisiténdose  a analizar las cosas con objetividad o a aceptar un punto de vista diferente. No estará abierto al diálogo.  Del mismo modo como puede cargar con un resentimiento crónico, durante años su organismo puede sufrir enfermedades crónicas, o incubar una enfermedad de gravedad. 

Su negatividad, su envidia se percibe. No es obra de la casualidad que se lo suela evitar y aislar en su círculo familiar, afectivo o laboral. Willow echa el veneno afuera, vive reclamando, reprochando pero luego se queja porque no lo invitan a reuniones, a salidas, porque lo segregan y la gente no se muestra simpática con él. No es de extrañar el que suela terminar sólo, aislado, con amargura, acariciando sus penas.  

Desde luego, esta postura resulta contaminante y destructiva tanto para sì misma como para su entorno. Resulta peligrosamente contagiosa para personalidades débiles o que pueden estar transitando un camino de crecimiento, o uno plagado de dificultades como Gorse, Sweet Chestnut, o Wild Rose. En estos casos, Willow hundirá más aùn sus esperanzas y disfrutará contagiándole el pesimismo, la tristeza, la rabia o la amargura.

 

El paciente Willow negativo

El cuadro Willow negativo es fiel reflejo de la mente operando sobre el organismo: los pensamientos y sentimientos oscuros como el resentimiento, la envidia, el rencor engloban a la persona en una negatividad tal que afecta muy negativamente a su vitalidad general y destruye poco a poco su sistema de defensas. 

A fuerza de guardar broncas de larga data sin jamás haberlas expresado, o aclarado, de lamerse las propias heridas, y alimentar pensamientos de autocompasión, rencor, envidia, con el tiempo, el organismo más tarde o más temprano acusará recibo y se resentirá; se enfermará. La energía negativa Willow acaba esclerosando actitudes y cuerpo. Obstruye las corrientes de expresión emocional, mental y física.  Willow genera problemas crónicos.

Así es que incluso ante un problema de salud, Willow refunfuñará. Le costará corregir sus hábitos negativos. Se quejará; clamará por justicia y ecuanimidad.   ¿por qué ha tenido que pasarme a mí y no a Fulanito?" ¿Qué he hecho yo para merecer esto?", "¿Cómo puede ser tan injusta conmigo la vida?"  

Son pacientes a los que nada les viene bien. Protestan por todo, son difíciles de tratar y muy demandantes.   Muy difíciles de conformar. Exigen más y más atenciones. Ante una mejoría podrìan argumentar que posiblemente se los vea bien, y tengan buen aspecto exterior pero que siguen sintiéndose tan mal como antes, o peor. 

Willow sufre en las comparaciones tóxicas que el mismo establece. Piensa que los demás tienen la suerte de tener una recuperación más rápida. El que otros ser recuperen más rápido habitualmente es una realidad. Es que Willow ve el punto final de un proceso a menudo bastante largo. Willow ve el resultado, pero no puede reconocer el trabajo y el esfuerzo realizado por la persona que ha conseguido la pronta recuperación. Willow no se hace responsable por el deterioro de su salud, tampoco por su mejoría. Pretende que todo le llegue a modo de gracia divina. Es capaz de persistir en un hábito negativo, es capaz de sabotear su tratamiento y achacarle al médico la falta de progreso.  

La propia negatividad de Willow lo debilita; debilita el sistema de defensas de su organismo por lo cual es bastante proclive a contagios, infecciones e inflamaciones. 

Son pacientes bastante difíciles de tratar, poco colaboradores. Disconformes con el tratamiento, desconfiados. Si el tratamiento progresa siempre encontrarán un "pero". Se empecinarán en señalar con amargura ese punto flaco del tratamiento donde todavía no se observan los progresos esperados. 

Evidencian poca o nula disposición a reconocer alguna mejoría; o a reconocer el buen desempeño de los médicos, de los enfermeros. Puede llegar a desestimar ciertas verdades. Por ejemplo, que hay que dar tiempo para que se observen tales progresos. Que hay que cortar con algunos hábitos, o adicciones.  No se hace responsable de los males que se ocasiona con algunos hábito auto-destructivos (que no puede, o se niega a superar). En cambio, culpa a médicos, enfermeros, por demoras en el progreso de su tratamiento. 

De un modo inconciente suelen sabotear la tarea del médico, estropear los tratamientos interrumpiéndolos o cambiando de médico justamente cuando están observando alguna mejoría. Tambièn interrumpen el tratamiento por envidia, cuando el profesional es exitoso, se viste muy bien, y ofrece un hermoso consultorio, o se muestra solìcito a ayudarlo. En estos casos, en lugar de “agradecer al destino” el poder acceder a tal profesional, mascullan bronca, destilan envidia, no lo pueden soportar y necesitan alejarse pues “algo hay en el profesional que no les gusta”. Del lado opuesto al agradecimiento, son capaces de dar una mala referencia del profesional, calumniar, iniciar una mala propaganda.  Los pacientes Willow negativos interrumpen tratamientos psicológicos cuando se están sintiendo mejor y lejos de agradecer la ayuda,  argumentan que ellos están bien y no necesitan ayuda. 

 

Willow en el trabajo  

Los Willow negatibos juzgan la vida según el éxito "principalmente material" que ésta les reporta. Su manera de pensar invariablemente los sume en la negatividad, en la vivencia de ser distintos, inferiores, injustamente maltratados si acaso no obtienen logros descollantes.  La mayorìa de las veces, los intentos de superación de Willow negativo son inspirados más por el sentimiento de envidia y por compararse con los demás, que por seguir su verdadera vocación.

Willow es un ser difícil de tratar en el ámbito laboral. Muy descontento; envidioso; su queja y su rencor son constantes. Refunfuña, es demandante. Lejos de ser humilde, colaborador, o generoso; Willow negativo es altamente pretencioso, destructor. Secretamente arruinará trabajos ajenos, iniciará una calumnia. 

Tiene conductas de auto-boicot. Por ejemplo, boicotea una promoción; no busca trabajo, o no acepta una oferta de trabajo en la creencia de que èl no tiene suerte, o que se merece un trabajo mejor.

En un trabajo estable podrá tener buen desempeño en su trabajo; sin embargo, por lo general, es bastante poco lo que obtiene comparado con sus altas ambiciones. Culpa a los demás por sus fracasos; pero ante el éxito, no duda en atribuirlo enteramente a su persona. Le cuesta agradecer, admirar sin envidiar, elogiar sinceramente, o dar un cumplido por cortesía. Si colabora, tiene un buen gesto, ayuda o hace un mínimo favor, lo registrarà para echarlo en cara. Cuando, en cambio, le hacen un favor e èl, cuando alguien tiene con Willow un gesto generoso y desinteresado, Willow entiende que es lo que corresponde o lo que debe hacerse y le costará retruibuir la cortesía. 

Ante la ayuda ajena, siente envidia. Ante los elogios, se muestra suspicaz; sospecha. Ante los errores, le cuesta reconocerlos y disculparse. Aún ante un garrafal error de su parte: siempre encontrará un culpable afuera. Es el eterno insatisfecho, el eterno inconformista. Si le aumentan el sueldo, en lugar de alegrarse y agradecer, se amarga porque observa que a un compañero le aumentaron más.

  Siente rencor por personas, envidia por los jefes, reproches a sus compañeros de trabajo, odios por los reglamentos, leyes. En ellos encontrará el culpable de su falta de progreso.

Le cuesta perdonar. Es pretencioso: pretende que los demás lo ayuden. Considera la ayuda ajena como una obligación ajena. Pretende que le avisen todo; se ocupa de investigar poco. No tiene una mentalidad constructiva sino bastante destructiva. No es previsor, no toma recaudos o cuidados que son los necesarios; luego ante los reveses o las complicaciones, se queja y se siente injustamente maltratado por el destino o por los compañeros.

No es un buen compañero. Le cuesta compartir. Es quejoso, siente envidia, se compara y siente insatisfacción. No tiene problemas en iniciar una calumnia,  un rumor o un chisme, mentir o exagerar en algún detalle para degradar el prestigio de aquél al que envidia.

Asì como en el caso del paciente difícil de conformar, también en el plano laboral, Willow será resistente a reconocer cuando las cosas mejoran. Su mirada permanecerá atenta a lo que falta, a lo que no ha recibido aún, o a lo que ha salido mal. Si gracias a sus ahorros puede comprarse un auto; nota que el vecino compró un auto mejor, y esto nubla toda alegría por el auto nuevo. Como en todos los planos de su vida, sus observaciones no están orientadas a mejorar sino, según pareciera,  a reservarse un motivo para sentirse disconforme, refunfuñar,amentarse y deprimirse. 

  

Willow en el cuerpo físico (síntomas en estado de bloqueo)

 

Cuándo tomar gotas de Flor de Bach Willow

Las creencias altamente negativas que a lo largo de tanto tiempo Willow mantiene enquistadas, enquilosadas, se abultan en su mente y se materializan. Se desplazan al organismo y se traducen en el cuerpo físico en la forma quistes, tumores, fibromas, abultamiento de tejidos. Son zonas tullidas, expresiones de energía abultada,  paralizada, energía sin circular. Conviene tomar Willow ante la aparición de las siguientes síntomas;

Artritis, reumatismo, rigidez, problemas en hígado, vesicula, quistes, tumores, problemas en el colon y el tracto digestivo, en especial gastritis, enterocolitis, problemas en las articulaciones, agarrotamiento en manos, diabetes, cansancio, pesadez de piernas, caída del pelo, problemas de piel, infecciones, inflamaciones, contagios, arrugas en rostro, piel seca, expresión facial dura, entrecejo fruncido, palidez, ojeras, expresión de pesadumbre, enfermedades crònicas.

  

BENEFICIOS DE TOMAR WILLOW

Cualidad y virtudes que desarrolla Willow:  

Willow es el reemedio para la reconciliación

La persona en estado Willow negativo vive bajo un cielo de negatividad que solo puede inspirar pensamientos y sentimientos altamente negativos. Se convierte en un imán de negatividad. Este clima interior fuerza al sujeto a concentrarse en aquello que justifique los pensamientos negativos y a rechazar los positivos. Willow es un muro de negatividad tan amplio que no le permite al sujeto ver la luz. Desde luego, se trata de un impedimento enorme, un gran obstáculo para escalar en el  mundo laboral, profesional, y también para atraer la felicidad en el mundo de relación. Si esta corriente energética no se frena a tiempo ocurre que quien se siente víctima o un fracaso, tarde o temprano, indefectiblemente, termina siéndolo.

La toma de este remedio permite desarrollar empatía, sentimiento de igualdad. Fomenta una postura más abierta, una mirada más comprensiva y objetiva. Contribuye a establecer vínculos más sinceros, profundos y amorosos. Tras la toma de Willow, la persona comienza a ver las cosas desde una perspectiva diferente, a verlas en su justa dimensión, y puede compartir alegrías ajenas, y alegrarse de veras, con el corazón, 

Ayuda a superar la desconfianza básica, la amargura. Ayuda a neutralizar el resentimiento, a recuperar la serenidad, el buen humor, y a alcanzar una actitud màs positiva, màs abierta, generosa, optimista y agradecida frente a la vida. 

Auuda a aprender y a mejorar a partir de las duras experiencias de vida.  Rescata al individuo de la auto-compasión. Fomenta un sentimiento de igualdad.  Desbloquea a la persona con dificultades para perdonar.  

Un acertado trabajo Willow  ayuda a abrir la mente y superar el resentimiento y la depresión. La persona recuperarà energía para reconciliarse con su destino por màs amargo que haya sido. Descubrirá atributos personales, oportunidades de vida que le permitirán hacer la pases con un pasado adverso y continuar su camino con fe, confianza, optimismo, liberado del rencor, los celos o la envidia.  

Es muy utilizada en el ámbito terapéutico para ayudar al paciente a superar el complejo de inferioridad, el atascamiento y la tremenda perdida de energía ocasionada por pensamientos negativos propios de la persona situada en el papel de víctima.  

Ayuda al paciente a expresarse; a soltar las amargas emociones y a superar la actitud auto-compasiva. Un buen trabajo Willow necesariamente convierte a la persona en alguien responsable por sus actos y su destino. Alguien que abandone el papel de víctima y alcance un estado de sincero agradecimiento, en el reconocimiento de lo que tiene de bueno.  Debe forzar al paciente a establecer comparaciones fructíferas; permitirle al paciente reconocer los esfuerzos ajenos.  Debe enfocar en ayudar a la persona a conectar más y mejor con sus recursos y sus conocimientos para que pueda transitar un camino más productivo que el de compararse negativamente con los otros y sentirse diferente, castigado, o perdedor.

Se espera que su relación con los demás sea màs profunda, màs sincera, màs rica y màs gratificante disfrutando de lo que las personas y la vida tienen de bueno para ofrecerle.

Un acertado trabajo de esta energía permite comprender que efectivamente, donde hay mucha sombra tambièn hay mucha luz y que por más difícil que haya sido lo que le haya tocado vivir, siempre habrá una valiosa lección a aprender, algún descubrimiento de sus potencialidades intelectuales o físicas de las que podrá valerse para redirigir la vida y construirse un futuro màs positivo, interesante, más alentador y digno de ser disfrutado.

 

Willow en estado positivo

Willow positivo toma responsabilidad seria sobre el curso que toma su vida; se adueña de su destino y enfoca los cambios con acierto, con coraje, implementando las acciones adecuadas. Es un ser sufrido pero positivo. Se conecta con lo que en su vida hay de bueno. Le agrada esforzarse para mejorar. Encara con responsabilidad y satisfactoriamente los reveses de la vida. 

Ante las dificultades sabe abrirse, pedir ayuda, valerse de los buenos consejos. Sabe agradecer y sabe perdonar. Forma equipos de trabajo, disfruta de compartir los logros.  Pasado el trance, no vuelve sobre èl relamiendo sus heridas sino que se siente renovado, orgulloso, aliviado y bien dispuesto para gozar de los tiempos de bonanza. Puede disfrutar de los buenos momentos, de la amistad, y mantenerse abierto a la alegría y a a los desafíos que presenta la vida.

En resumidas cuentas, Willow positivo es una persona que en la vida ha sufrido frustraciones, desgracias y de sus amargas experiencias ha rescatado aprendizajes y lecciones de vida que lejos de sumirlo en el rencor, la envidia, o la amargura, lo acercan a un estado de gracia, de agradecimiento, incluso de perdón sincero propios de personas iluminadas, de alta espiritualidad capaces de ver la luz en medio de la oscuridad.

El tema musical “Gracias a la vida” de Violeta Parra, ilustra la actitud Willow positivo:

Gracias a la vida que me ha dado tanto / Me ha dado la risa y me ha dado el llanto /
Así yo distingo dicha de quebranto 
...  

Donde comprar Flor de Bach Willow

  Compra tus Flores de Bach desde esta página.  A la hora de comprar esencias florales, asegúrate de estar comprando Flores frescas. Comprando desde nuestro sitio web las tienes en tu domicilio directamente del fabricante. 

Buscar Flores de Bach Aquí

Beneficios al comprar la Flores de Bach desde esta página

Nos interesa ofrecer el mejor servicio y los mejores precios.

  • Al comprar tus esencias desde esta página te ganas una semana gratis al BiblioLab (en la primera compra únicamente)
  • Comprando tus esencias desde los enlaces de esta página y registrándote al Bibliolab Semestral te ganas un mes gratis en el BiblioLab. (Promoción válida únicamente para membresía semestral)
  • Comprando tus esencias desde los enlaces de esta página y registrándote al Bibliolab Anual te ganas dos meses gratis en el BiblioLab. (Promoción válida únicamente para membresía anual)
  • Accedes a estos beneficios simplemente presentando tu ticket de compra por email 

 

Cómo aprender más sobre Willow

 

   Willow-ejercicios

 

GENERALIDADES DEL MANUAL:

  • Características del cuadro Willow negativo y su impacto sobre el cuerpo y las conductas
  • Los chacras involucrados
  • Exhaustivo y cuidadoso cuestionario para detectar datos clave de la personalidad y de la realidad del individuo.
  • Diagnóstico. Adelanto de posibles enfermedades y síntomas que esta insuficiencia energética puede originar. 
  • Ejercicios, sencillos y entretenidos que todas las personas pueden poner en práctica.
  • Espacio suficiente para el trabajo personal
  • Guía para evaluar los progresos
  • Temario

COMENTARIO: 

Este trabajo floral para potenciar la acción de Willow resulta idispensable si se quiere destrabar con éxito los dramas de la envidia, la rumiación quejosa, la dependencia y el sentido de exclusión. Integra el cuerpo al sentir y al decir en la creación de personajes, historias y escenarios que servirán de base de transformación exitosa y positiva. 

Un trabajo ideal para quienes necesitan apoyo adicional para desafiar un revés de la vida y a sobrepasar sus propios límites. El ejercicio fuerza una mayor concentración en los aspectos positivos del yo. Ofrece modos ingeniosos de percibirse; la mirada inocente como punta de lanza para desenterrar hábitos nocivos del pensamiento Willow destructivo que se encuentran anclados en las capas profundas de la conciencia perturbando la relación con uno mismo y con los demás. El trabajo fuerza una comunicación productiva entre las  partes interiores involucradas en un conflicto de fuerzas Willow. Ideal para quienes se animan asumergirse a una reflexión honesta y profunda, desenterrar verdades inconfesas generando un clima interior de iluminada comprensión y esperanza creciente

Un buen trabajo potenciador de la energía Willow debe ofrecer métodos para revertir esa visión parcializada de la vida que se tiene cuando la persona se encuentra lidiando con esta deficiencia energética. Debe permitir el afloramiento de las propias capacidades como opuestos necesarios contra el exceso de idealización de la figura de los otros y como medio para despertar destrezas latentes.  Este trabajo es especial para todas aquellas personas que necesitan superar penas y frustraciones generadas por celos o envidia ya que se basa exclusivamente en el reforzamiento de todas esas partes de la personalidad que aún se encuentran en vías de desarrollo. En lugar de esperar que el destrabe venga con la sola energía de la flor, esta propuesta ofrece métodos para dar con la guía interior y valerse de ella con sabiduría. Conglomerado de técnicas que se orientan a impulsar esos recursos positivos y existentes en el individuo para trabajar un conflicto hacia un logro de objetivos y especialmente, propiciando esos cambios de conducta necesarios de aplicarse al problema del resentimiento. Se toma contacto con las distintas “edades” interiores  y  aspectos de la personalidad que han quedado rezagadas o interrumpidas en algún momento de la vida.  Estupendos ejercicios permiten recuperar la fe y las fuerzas para diseñar saludablemente y sin ataduras, el curso de la propia vida.

Adecuadamente trabajada, la energía de Willow resulta un bálsamo para la personalidad sufriendo este tipo de drama. La presión del trabajo propuesto en el manual para potenciar la energía Willow ayuda al individuo a desempolvarse de esos nocivos preconceptos que lo han gobernado de un modo tan inconveniente haciéndole sentirse un fracaso y su vida una miseria o una carga. Este proyecto floral permite al individuo asumir una postura más fresca y responsable frente a la vida y que lo habilitará definitivamente para producir por sus propios medios esas mejoras que persigue. Enseña a articular las vivencias en términos de <resultados y aprendizaje> de un modo que le permite una reorganización exitosa de la experiencia como móvil y brújula para elevarse por encima de los desengaños y las desilusiones vividas.  A medida que la persona reflexiona y persiste en este proyecto floral, va haciendo lugar a una visión más expandida del mundo y de las cosas. Los ejercicios impulsan una visión futurista, no basan el potencial humano a partir de los fracasos pasados sino a partir del potencial que el individuo presenta y que oculta como consecuencia de su estancamiento tipo Willow.  Este trabajo resulta en un sentimiento de igualdad que resurge como fresca bendición permitiéndole al individuo comprender esas otras realidades humanas que no conseguía percibir y ayudándolo en la búsqueda de prosperidad, felicidad, alegría y abundancia que él también merece y que siente que puede conseguir con sus esfuerzos. Vale la pena intentar esta modalidad terapéutica tanto para el cuerpo como para la mente. 

Desde Edward Bach hasta nuestros días mucho se ha avanzado en esta terapia de la emoción y existen nuevos y más acertados métodos de trabajo que traen beneficios insospechados para el individuo y mejoras que revisten una cualidad integradora y definitiva sin precedentes tanto para el organismo como para el funcionamiento psíquico, mental y la buena salud espiritual--- que tantas veces se la confunde falsas alturas espirituales. 

 No hay contraindicaciones para la toma de las Flores de Bach, sin embargo, no se verán adelantos notorios en un organismo al que se le incorpore una emoción que su sistema no necesite. Hoy hay maneras efectivas de superar estas dudas, y detectar las diferencias sustanciales que las esencias presentan en una lectura superficial del problema. Evitar frustraciones y demoras se consigue acertando en el remedio que es el adecuado para su caso y esto a su vez se consigue solamente comprendiendo el caso desde su raíz. 

No podemos ponderar los suficiente los beneficios que traen estas técnicas de rastreo que hoy se aplican a los efectos de llegar al centro del problema, de manera de comprender el caso en su totalidad. Y resolverlo definitivamente, esto es, evitar que el problema ya sea psíquico, espiritual o mental, se propague como suele hacerlo y degenere (como habitualmente lo hace), en problemas físicos/orgánicos.  

No olvides que el éxito de una fórmula se basa en aplicar el criterio adecuado, en aprender a "pensar un problema en flores". Sin embargo, aprender a monitorear los progresos, saber en qué reparar, qué esperar del tratamiento, dónde observar y cuándo, no deja de ser un asunto menor. Estas pautas y secretos se proporcionan abiertamente en los Manuales donde figuran todas las pistas necesarias para confeccionar sus fórmulas en cremas, geles, tópicos, y a detectar la gran variedad de dilusiones posibles con lo que se reduce considerablemente el nivel de frustración y se llega a niveles de maestría en el manejo de las energías florales obteniéndose satisfacciones sin precedentes.  

 

A la hora de confeccionar tus fórmulas, consulta la guía en los Manuales y aprende a detectar el remedio entre dos o más flores que se comportan de un modo similar. No hay contraindicaciones para la toma de las Flores de Bach, sin embargo, no se verán adelantos notorios en un organismo al que se le incorpore una emoción que tu sistema no necesite. Evita frustraciones y demoras acertando en el remedio que es el adecuado para tu caso,  comprendiendo el caso desde su raíz.

Ver Interior del Manual        

 

 

Flores de Bach - Curso Gratis Online . ¿Te ha resultado útil este informe y te agradaría hacer una donación? 

Recuerda por solo $3,50 tienes acceso a la totalidad de recursos del BiblioLab durante dos días 

 

Para reserva de turnos y asesoramiento, por favor, pulsar aquí

 

 

Volver