Vacuna Multifunción

Equilibro emocional en el hogar- Vacuna multifunción

El clima emocional es esa energía circundante en un lugar determinado, y esta energía puede ser buena o mala. Definitivamente se siente y afecta nuestras emociones y nuestro desempeño general. No es difícil comprobar que vínculos enfermizos consumen la energía; hay personalidades capaces de agotar a los miembros de una familia. Cuando estas personas están ausentes, los familiares experimentan un gran alivio.

El hogar es para las personas que comparten su intimidad, ese punto de partida que definirá su estado de salud psico-fìsica y junto con ello, calidad y resultado de su relación con el entorno. En el área de las conductas, dificultades en el aprendizaje, el bajo rendimiento general, desavenecias relacionales o laborales se explican muchas veces por un clima insatisfactorio observado en muchos hogares. En el área del cuerpo físico, múltiples enfermedades son la materialización de una energía emocional retenida y que duele; a su vez, los sìntomas pueden entenderse como la expresión o la manifestación física de una energía emocional mal canalizada. El jefe de la famila que aprende a detectar en los síntomas de sus hijos y pareja un reclamo, una dificultad, y consigue darle solución práctica, le está ofreciendo un estilo superior de formación; asciende a una calidad de ayuda más reconfortante, más rápida y efectiva. Se establece en el vínculo una comunicación profunda y fecunda cuando los síntomas son adecuadamente comprendidos y atendidos. La capacitación en el BiblioLab le otorga al padre alivio a sus preocupaciones y al desconcierto ante la enfermedad del hijo o de la pareja. El resultado de sus prácticas lo premian con una maravillosa sensación al resultar en todas formas útil y efectivo.

La buena salud emocional en el hogar permite a sus integrantes extender sus talentos y su creatividad para resolver problemas y situaciones difíciles. A diferencia de los estados sedados del ser, el equilibrio emocional es esa vacuna multifunción que nos previene de enfermedades del cuerpo y del alma, la que nos asegura progresos, estado de alegría, claridad, vitalidad. Aquél que otorga importancia al cuidado de la energía emocional reinante en el hogar, o en cualquier grupo humano, reconocerá las ventajas de acceder a remedios enfocados en restaurarla. El BiblioLab resulta un apoyo de inestimable valor para lograrlo. Quienes necesiten reparar sus vínculos enfermizos, mejorar su desempeño o su estado de salud, quienes se interesen por profundizar en aspectos humanos con miras a una experiencia superadora encontrarán en el BiblioLab batería de recursos para lograrlo. Todas las prácticas en el BiblioLab generan repercusiones positivas en el estado de salud integral mejorando la relación con uno mismo y con los demás.

**Regístrese hoy al BiblioLab y note las diferencias -La fuga de energía observada en los vanos intentos por conservar la calma es de lamentar porque puede evitarse y junto con ello, pueden evitarse tantas complicaciones observadas por doquier. No en vano reza el proverbio: "el camino hacia el infierno está empedrado de buenas intenciones". Y efectivamente, con las mejores intenciones, en ocasiones se recurre a tranqulizantes y remedios que no dejan de consumir la energìa: en lugar de otorgar claridad o devolver la templanza producen somnolencia y embotamiento cuando no resultan agresivos al sistema digestivo y deben ser acompañados por otros remedios suavizantes. Tantos "remedios de por vida" (para la úlcera, para controlar la presión, para dormir, para concentrarse, para la digestión, para el asma, para la piel, etc) pueden evitarse con solo ofrecer a tiempo el remedio a esa emoción que desencadena el problema orgánico.

Demasiados desórdenes físicos provienen de fricciones vinculares. Junto con los disgustos y las pérdidas, las relaciones conflictivas son cuna de la sobrecarga emocional que, soportada durante un tiempo considerable produce una baja en las defensas del organismo, originando múltiples trastornos en los sistemas nervioso, digestivo, respiratorio, circulatorio, óseo. Desencadenan en la salud de las personas perturbaciones de diversos grados de seriedad; la mayoría de ella resultan tan irritantes y difíciles de soportar como el problema que lo origina: Contracturas, alergia, asma, pruritos y demás problemas de piel acusan por lo general, dificultades en los vínculos. El tratamiento con esencias florales para estos casos tiene muchas sorpresas magníficas para dar, especialmente para los niños pues ellos son receptores magníficos de estas energías. 

 

Para el caso de los niños, se vienen observando fenómenos auténticamente alarmantes en los pequeños que sin poder verbalizar sus conflictos interiores, los manifiestan por medio de síntomas, o en conductas como la desatención, el desinterés, la ansiedad, comportamientos compulsivos, hiperkinéticos, obsesiones, por citar sólo algunos. Ante estas conductas los padres no advertidos hacen con sus mejores intenciones consultas de las que más tarde se lamentan. Por decirlo con las palabras del propio Dr. Thomas Szasz: 
Sus fármacos-panacea causan actos irracionales de violencia, suicidio, disfunción sexual, daños irreversibles del sistema nervioso, alucinaciones, apatía, irritabilidad, ansiedad, psicosis y muerte. Y dada la práctica psiquiátrica de drogar de forma prácticamente desenfrenada a tantos de nuestros niños en edad escolar, no es ninguna sorpresa que el grupo de población con un mayor número de asesinos sea hoy en día el de nuestros jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y 19 años. 

Regístrese hoy al BiblioLab Con un poco de práctica y auténtico interés será sencillo y gratificante descubrir que el Transtorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) que tan de moda se ha puesto en estos días es un reclamo de atención verdadera, un tipo de atención más fina, y que tratado y atendido adecuadamente, en prácticamente la mayoría de los casos se supera por completo a edad escolar. Una combinación estratégica de la energía de la palabra con la energía de esa esencia floral finamente detectada como faltante en el niño, dará como resultado ese tratamiento providencial. En la mayoría de los casos todo lo que el niño necesita es energía benefactora. Una influencia afectuosa y orientadora es el mejor remedio para la mayoría de los reclamos infantiles aún cuando estos reclamos se presenten en forma de síntoma o enfermedad. Aprender a dar lectura a estas expresiones es para muchos padres y educadores la llave maestra para impactar la mente y el corazón del niño. Recargarlo de energía redundará en alivio, y progresos asombrosos. 

Así como el déficit de una formación que fomente el razonamiento crítico y la libre expresión creativa es caldo de cultivo de múltiples conductas adictivas y compulsivas, el déficit de Educación Emocional es responsable de complicaciones psico-físicas innecesarias y generador primario de un amplia gama de sufrimientos humanos. Afortunadamente, puesto que estos padecimientos pueden evitarse de forma tan sencilla, pronto habrán de pertenecer al pasado.

Subir   Registrarse