Delincuencia, violencia juvenil

El valor de enseñar a conectar positivamente con la emoción 
y generar seres humanos más felices y completos

Para el establecimiento educativo que ofrece conexión a Internet, integrar el BiblioLab a su gama de servicios será una medida de magníficas resonancias. El mal comportamiento, los bloqueos para absorber conocimiento o bloqueos en la expresión, el desempeño empobrecido de un alumno a menudo responden a factores emocionales. Consideramos que la Educación Emocional merece aprenderse en la escuela o en el hogar porque aprender a "conversar" con las propias emociones resulta una práctica tan estimulante como promisoria, infinitamente más productiva y civilizada que considerar a las emociones como intrusiones, interferencias o simples molestias. 

Cuando se alienta el interés por conectar positivamente con las propias emociones, la personalidad en formación consigue aprender mucho de sí misma. Y consigue progresos más fluidos y asombrosos. 

Desafortunadamente, los esfuerzos por acallarlas no solo no han cesado aún sino que los medios para conseguirlo se están refinando año tras año con resultados poco exitosos cuando no, por lamentar. Huelgan las evidencias de que todo intento por disimular, acallar, sedar, adormecer, prevenir o combatir una emoción, garantiza desenlaces poco felices. Los problemas de aprendizaje, las dificultades con la autoridad, las somatizaciones se originan, en la mayoría de los casos, a raìz de un alto contenido emocional adverso. 

Solo basta observar el comportamiento del cuerpo ante momentos de examen. Descomposturas y desequilibrios de todo tipo emocionales, mentales y corporales restan al estudiante sus posibilidades de éxito y avance. Padres y educadores verán con agrado avances en los jóvenes estudiantes como consecuencia de una instrucción efectiva relacionda con la vida emocional. (nada más humano). 

Definitivamente, pueden ayudar a los que están trabados, y dar impulso adicional a quienes lo necesitan. Si actualmente usted se encuentra experimentando dificultades con un joven problemático, regístrese al BiblioLab y aprenderá a enfocar las cosas desde otra perspectiva más abarcadora y positiva. Obtendrá conocimientos tremendamente útiles no solamente para lidiar con tales dificultades sino para aprender a normalizar la situación mediante recursos cotidianos, como por ejemplo, el lenguaje de todos los días. Hasta que no se la pone en práctica, es difícil comprobar la magia que existe en el lenguaje verbal y el no verbal ni el daño que sin quererlo podemos estar haciendo como consecuencia de la falta de información. O de información incorrecta. La delincuencia juvenil es solo un producto; una manifestación que, si se lo desea, puede corregirse a tiempo. Ella puede resultar como producto de una falta, de un entorno hostil, de un ambiente hiper-carenciado o hiper-demandante. Pero también es el producto de un tipo de formación que se muestra indiferente, que desprecia o que teme a las inquietudes o necesidades personales.  

Emociones consideradas "negativas" como la impaciencia, la ira, el desinterés, el agobio, el agotamiento, los celos son manifestacions del ser que están comunicando algo. Si no se las trata adecuadamente, ellas no hacen más que desagastar y conducir a puertos indeseados incrementando la dificultad para atender a los asuntos cotidianos y afrontar acertadamente los desafíos y preocupaciones. Quien se encuentra inmerso en estas emociones, tiene menos chances de conectar con sus personalísimos intereses. Tiene menos chances de imprimir energía positiva a sus sueños, a las sanas aspiraciones, y por ende, queda imposibilitado de elevar su calidad de vida interior. Se siente disociado de sus aspiracones, o las confunde sugestionado por las premisas de su entorno o por el afán de inmediatez. Las emociones "negativas" son expresiones del ser que reclaman atención, suavidad y a menudo, enérgica determinación. Impulso, comprensión, severidad o guía. Nunca sedación ni rechazo, ni exlusión. La sedación resta claridad a la mente; agota las energías. El rechazo, la exclusión fomentan los caminos equivocados. 

Delincuencia juvenil, violencia callejera, adicciones, por mencionar solo algunos de los fenómenos indeseados que surgen como consecuencia de desequilibrios emocionales, encuentran remedio efectivo y duradero en el marco de un tratamiento comprensivo a la emoción; nunca en un abordaje abusivo ni en la sobremedicación. Adicciones y el problema de la obesidad también están cubiertos en nuestro sitio web, desde el BiblioLab- Los Manuales con bases teóricas y prácticas permiten recobrar la esperanza y el espíritu de determinación para superarse. Repleta de estrategias de motivación, la Campaña Ayuda al Obeso cumple en conducir al obeso y a las familias de obesos hacia la superación definitiva del problema mediante el desarrollo de fortalezas actitudinales y sin necesidad de medicamentos. El BiblioLab ofrece respuestas, propuestas y soluciones satisfactorias ante estos reclamos del cuerpo y de la mente. La educación emocional bien entendida y aplicada cotidianamente no solamente es la base de la medicina preventiva sino que en el plano de realización personal, conduce hacia progresos que la fuerza de voluntad jamás conseguirá lograr. Padres y educadores experimentarán auténtico alivio en sus esfuerzos por ayudar a un alumno a prosperar en sus estudios. 

Prácticamente ningún ser humano que haya transitado desde joven el camino de la autosuperación, que experimenta la satisfacción y el orgullo en sus progresos al conseguir sus objetivos con sus propios medios, quien ha desarrollado fuerzas emocionales e intelectuales trata de exprimir al máximo sus capacidades y disfruta al hacerlo. Disfrutan asumiendo responsabilidades, involucrándose en el tipo de competencia que les deja aprendizajes valiosos.  Raramente se inclinan por la delincuencia, no desarrollan una naturaleza violenta o combativa, ni tendencia a la adicción como efectivamente las desarrollan las personas frustradas, enojadas, emocionalmente limitadas, que se consideran de pocos recursos o con una pobre visión de sus futuros. 

El BiblioLab les ofrece las herramientas para confirmar con agrado que resolviendo los problemas desde la raìz (emocional), los progresos en cualquier área de interés, son la consecuencia inevitable.Regístrese al BiblioLab y comience a sorprenderse con una propuesta sencilla, de comprensión al alcance de todos