Especialistas en
Coaching y Flores de Bach

Flores de Bach: Libros  Vademécum Coaching Consultas  Archivo Curso Flores de Bach/Básico  Nivel Superior  Turismo Salud Áreas de InterésEnglish

Depresión,Traumas,Miedos,Timidez,Menopausia,Tercera Edad,Metabolismo,Estudiantes,Exámenes,Insomnio,Coaching.Orientacion Vocacional,Rendimiento Laboral,Ansiedad,Estrés,Baja Autoestimam,Angustia,Anorexia,Adolescencia,Problemas Sex

 

Servicio de Coaching On-line Para Adelgazar 

PROMOCIÓN


Pack:
*20 sesiones  
*3 veces por semana
*8 Meditaciones
*24 VIDEOS
*Libro Incluido
*Materiales para trabajar
*Archivos Descargable"Màs detalles aquì
 

*SIN HORARIO FIJO
24hs / 7 días 
de la semana

*** N U E V O *** 

Servicio de Coaching para Adelgazar: 

SERVICIOS GRATUITOS

Pulsar Aquí


 

Información 
sobre Consultas

Solicitar Consulta


Newsletters:
con ejercicios 
Primera Entrega:
Trabajo Completo 
de la Flor Larch (PDF)
 

 

 




Estrategias de motivación para llevar adelante una dieta 

 


Los Manuales 
de Aflorarte


Flores de Bach
Nivel  Superior

La buena energía 
y la buena  suerte
 


Pensamientos Negativos: 
¿Será cuestión de energías?
Tenga una experiencia gratuita

 

Ejercicio
Gratis Online
para quienes piensan demasiado...


¿Están sus emociones 
bien articuladas?

Vea este video 
y reflexione


**Ejercicio Gratis
Superar la Torpeza
click aquí
**


 

TEMAS RELACIONADOS

Estómago; bolsa de residuos

Compulsión sexual

Sexo Viagra y Rock and Roll
Síndrome metabólico
Emociones Articuladas
Acné

 


Archivo


Curso Básico de
Flores de Bach 
**Ampliado


 

 


OPORTUNIDAD 
DE ESTE MES
 


Video de Seducción Subliminal


 
Estrategias de Coaching
para Adelgazar


 Libros de
Flores de Bach


 

Auto-Hipnosis 
con 
FLORES DE BACH


 

 

  La vocación hacia el mal

¿Qué hacer cuando los chicos evidencian una clara 
vocaciòn hacia el mal?

¿Maldecir la oscuridad o encender una vela?

En nuestros servicios de orientaciòn vocacional  hacemos  hincapiè en la importancia de encontrar a tiempo la vocaciòn, ese amor de la vida que lo acompañará a uno a todas partes. Entendemos que cuanto antes en la vida se la descubra, mucho mejor. A cualquier edad encontrar tu pasiòn puede cambiar tu vida magnìficamente. Cuando aparece, ya no se hace necesario el reclamo de padres y maestros de disciplina, perseverancia, compostura o compromiso: Es la fuerza de la vocaciòn la que impulsa al individuo quien sucumbe muy a gusto, dejàndose llevar, perdièndose en el tiempo, fusionándose con el objeto de su pasiòn para obtener una deliciosa experiencia y repetirla en los dias venideros a sabiendas de que el placer estará allì de nuevo. Esta persona encontró lo que le gusta; descubrió eso para lo què es bueno; experimentó una clase de disfrute muy particular y  quiere recibir más. Descubre que en ese territorio puede idear, dejar su mente vagar y relacionar y descubre también que su placer y satisfacciòn van en aumento a medida que se deja atrapar por su pasiòn, esa energìa que se alimenta de sí misma. Ahora bien, no hay que ponerse románticos ni creer que encontrar la vocación, rendirse a la pasiòn es siempe un cuento de hadas con final feliz.  ¿Cómo manejar las cosas frente a alguien que descubre (en sì mismo o en su hijo) que esa actividad que acapara por completo su atenciòn, esos sueños que lo apasionan y desvelan en los que se siente capaz de poner el alma, el cuerpo y buena parte de su tiempo;obedece a una auténtica vocaciòn del mal? 

Por empezar, recordar que la negaciòn nunca es una buena consejera: negar lo que se percibe  no conduce a puertos seguros. El acto de hacer bromas o minimizar las expresiones de maldad en los chicos pone sobre el tapete la preocupaciòn de los mayores ante esta sospecha, y la dificultad para encontrarle una solución al problema del mal engendrándose en la joven personalidad. 

El mal surge del cúmulo de energìas emocionales perturbadoras como los celos, los miedos, el enojo, el rencor, la opresiòn, la inflexibilidad, la envidia. Los niños son fàciles receptores de estas energìas emocionales y necesitan ayuda para aprender a descargarlas positivamente; necesitan aprender a aliviarse de estas cargas emocionales que lleva a algunos a cometer actos dañinos y en otros supone un tremendo esfuerzo por intentar contenerlas o disimularlas. El mal tiene remedio; cuanto antes se lo detecte, más sencillo resultará erradicarlo. Con una adecuada observaciòn, detectarlo y remediarlo se convierte en una tarea muy simple y en todo sentido, auténtiamente satisfactoria.  

JUGUETES  - VIDEO JUEGOS- PELÌCULAS

Poco importa que esta vocaciòn del mal y la pasiòn que despierta nazcan desde el miedo o desde el corazòn, vale decir, desde lo positivo o desde lo negativo. Sinceramente sentida y con convicciòn;. ella se encuentra presente en demasiados individuos. Si pelìculas como Bowling for Columbine, Cinco minutos de gloria, Hablemos de Kevin estremecen, peor estremece comprobar que ellas reflejan la realidad, y amenazas a la tranquilidad que van en aumento. Las noticias de masacres en escuelas se están multiplicando; las pelìculas de policiales también; los efectos especiales, los juegos de cámara para generar impacto,el vllano en primer plano, parecieran ser garantía de una película taquillera por encima del mensaje o del contenido. Por su parte, las pelìculas de terror parecen ser las preferidas en un número creciente de jóvenes. Muestras de trato abusivo, hoy conocidas como bullying, mobbing, pululan en las empresas generando únicamente resultados lamentables tanto para los empleados como para la propia empresa. 

Si bien es cierto que la sociedad consume violencia, que desde la tele se incita a la violencia, que con los videojuegos, con armas de juguete cada vez más reales, es posible tener una aproximaciòn, una experiencia casi real, una cierta participaciòn activa en la violencia,  no todos estos consumidores terminan siendo violentos, criminales o maliciosos. Los juguetes hiper-realistas o los videojuegos pueden servir de descarga o pasatiempo. Sin embargo hay que destacar el que muchos los rechazan y prefieren la actividad fìsica, los juegos de estrategia o un alguna actividad manual como pasatiempo.  Por lo tanto, el desarrollo de la maldad requiere de emociones que lo alimenten y de algunas características culturales y sociales que lo habiliten y que lo sustenten.  

Se han hecho, respecto de las habilidades humanas, descubrimientos interesantes, brillantes y de gran utilidad. Aportaciones como las de Howard Gardner y las inteligencias multiples, las de David Goleman, revelan que existe en el hombre una inteligencia emocional y otra inteligencia social (y que ninguna es más importante que la otra). Los estudios de Robert K. Cooper permiten comprobar nuestro cuerpo responde a la presiòn emocional; que la inteligencia no es algo que tenemos únicamente en el cerebro sino que hay inteligencia también en el corazòn, en los intestinos, desde donde "metabolizamos" y digerimos experiencias. También Edward Bach ha hecho su aporte con sus remedios para sanar la emociòn que perturba (Màs adelante y hacia el final de este artículo encontrará menciones y pistas de remedios de Bach para sanar una emociòn perturbadora) 

VENTAJAS DE SANAR UNA EMOCIÓN

A diferencia de los sedantes comunes y tranquilizantes con sustancias quìmicas, el remedio para una emoción perturbadora ofrece una experiencia reconfortante, totalizadora, plenamente reparadora y armonizadora. Sanar una emociòn brinda esa sensaciòn de regreso a lo natural que muy lejos está de adormecer. Sanar una emociòn restaura el equilibrio en todo el sistema; lo vigoriza; lo previene de manifestaciones fìsicas a menudo muy antipàticas. ¿Quièn no ha tenido reacciones intestinales, de alta presiòn, indigestiòn, sudoraciòn, descomposturas, insomnio, contracturas o dificultades en la respiraciòn ante un acontecimiento difícil? ¿Cuàntos accidentes ocurren debido a un simple estado de impaciencia? ¿Y què puede decirse de las limitaciones causadas por las fobias y con implicancias incluso a la hora de elegir una carrera, un trabajo o cambiar de paìs?  Alergias, infecciones, inflamaciones desmayos, resfrìos, fiebres, y un sinfìn de etcéteras forman parte del abanico de manifestaciones psicosomáticas. Los celos, el miedo, la duda, la impaciencia incluso el entusiasmo exacerbado, cualquier desequilibrio emocional puede generar una baja de defensas con implicancias impredecibles. 

  

 

Tomemos por caso el adulto que se presenta como "ulceroso"; dice que tiene este problema desde chico o que lo arrastra de familia. Si desde chicos o desde la familia se le hubiera ofrecido una adecuada informaciòn sobre la dinámica emocional habría tenido la oportunidad de descubrir a tiempo que de lo que sufría, o lo que aprendiò a sufrir desde casa, era de una emociòn perturbadora, (impaciencia, celos, rencor, envidias, resentimiento silencioso, cualquier emoción relacionada con estados de desesperanza o sensaciòn de indefenciòn). Este conocimiento le habría permitido sanar lo que había que sanar desde la raìz. Se hubiese ahorrado limitaciones subjetivas tormentosas, y asegurado una vida más rica. En nuestro boletín Jugar LImpio con Flores de Bach ofrecemos informaciòn sobre las dinámicas emocionales en el hogar, en los adolescentes, y pistas sobre el buen manejo de los remedios para la emoción. . 

El sistema cuerpo-mente, ya por definiciòn, indica la comunicaciòn existente entre el cuerpo y la mente. Las reacciones del sistema cuerpo-mente sirven para liberar la presiòn emocional que la circunstancia ha provocado con la intenciòn de restaurar el equilibrio. Luego de la descarga emocional necesaria, el individuo puede regresar al equilibrio, puede volver a pensar, razonar y a actuar de un modo más desafectado y natural. Cooper concluye en que la habilidad humana está por todas partes, entendemos y pensamos sobre nuestras experiencias de todas formas posibles. A los efectos de este artìculo es interesante destacar que el suyo es un excelente manual de referencia para comprender que nadie tiene que perder para que uno gane. Desde luego, estos y tantos otros descubrimientos y aportes, de nada sirven si permanecen en libros durmiendo en las librerías o en la bilbioteca en el hogar. Las teorías nada pueden conseguir a menos que sean aplicadas persiguiendo un fin preciso; si este fin se orienta a generar bienestar, mucho mejor para todos.  

La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces . 

Y de esto pueden dar cuenta los buenos y los malos

Es una realidad, la vocación del mal existe. Es la contracara de la vocaciòn de servicio. Ambas forman parte de potencialidades humanas, ambas pueden cultivarse y desarrollarse. Ambas son capaces de tomarse todo el tiempo que sea necesario para materialzarse y culminar con una expresión acabada. La maldad como la bondad son energías que buscan manifestarse. Equivocadamente al bien se lo relaciona con lo quieto, lo armonioso, lo comprensivo, lo compasivo, lo pasivo, lo tolerante, etc. Esto es incorrecto; la energìa del bien impulsa acciones enérgicas. Porque la energìa no es ni buena ni mala, es una fuerza que imprime una determinada direcciòn al pensamiento y en consecuencia, define una línea de acciòn, Por lo tanto, cuando se reprime la expresiòn de la cualquier tipo de energía emocional buena o mala, el individuo siente que en su interior hay un tigre enjaulado. Cualquier energìa emocional intensa puede resultar muy difícil de controlar; la represiòn de la energía causa dolor emocional y fìsico a quien padece esta represion. Si el "bueno" no es necesariamente tolerante, el "malo" se convierte en amenaza.  

Remedios para emciones destructivas como Holly, Willow, Cherry Plum representan ayuda efectiva cuando son suministrados a tiempo; por ejemplo, cuando a edad escolar se observa en el chico enérgico que su desbordante energìa está evidenciando una desviaciòn  hacia el mal.  Pero hay muchas otras esencias florales, y combinaciones de esencias que contribuyen magnìficamente (casi mejor) a redireccionar la energìa emocional en alguien; rescatar y sanar su pensamiento y su actitud enfermizas. Encontrar ese remedio emocional justo y necesario para cada persona representa un 50% del avance. Dado que el remedio emocional requiere de una intervenciòn particular para ver potenciada su acciòn reparadora en las distintas personalidades, todavía queda bastante por hacer. 

En nuestro sitio web trabajamos, y enseñamos a trabajar, los remedios para la emociòn con tácticas mentales muy precisas que tienen por objeto potenciar la acciòn energizante y sanadora del remedio. Comprobamos que las fuerzas del pensamiento y del razonamiento necesitan estar presentes para conseguir progresos más rápidos. El remedio emocional no lo puede todo; no tiene propiedades mágicas. Pero podemos hacer magia con ellos manejando su energia con tácticas y estrategias. Y la magia con la maldad, su capacidad transformadora, comienza cuando a la maldad se la habilita abiertamente, cuando se proporciona un marco seguro para que la misma se exprese sin restricciones.   

Por las características de nuestros servicios online, donde consultante y consultado no nos vemos, el encuadre ofrece, la tremenda ventaja del anonimato: los visos de maldad se dejan entrever, Dado que el sistema no impone compromisos ni obliga al consutante a revelar su identidad, éste experimenta una deliciosa libertad para llegar muy a fondo en sus dilemas y emitir sus confesiones muy ràpido.  Este encuadre liberador permite un fino trabajo a la emociòn. Es tambièn producto de un factor de necesidad muy humano: la necesidad de muchas personas de sentarse a escribir en momentos confusos o iracundos tan solo para aclararse queda satisfecha ampliamente en su experiencia con nuestros servicios. Cada uno de nosotros sabemos lo que pensamos, lo que de verdad queremos, y se lo podemos confiar al espejo. Basta que aparezca un interlocutor, que puede ser un amigo, un familiar, un profesional o un religioso, para que se abran las puertas de la hipocresìa, la mentira, el encubrimiento o la distorsiòn. Revelar el mundo interior, como desnudarse, genera pudor y resistencias. Especialmente cuando el mundo interior tiene mucho para esconder. 

Confesiones que en las terapias presenciales pueden tardar mucho tiempo en aparecer salen a la luz muy rapido en nuestras plataformas; asi es que se ha revelado en tiempo récord la vocaciòn del mal en un nùmero preocupante de consultantes. Con todo, la experiencia nos ha permitido comprobar que ocurren cosas notables cuando la persona descubre y confiesa a boca de jarro que disfruta con el mal, con dañar, con causar sufrimiento; Sus sentimientos podrían percibirse turbulentos, omnipotentes o muy cìnicos  al principio cuando rebela que eso para lo que siente que fue hecho---y en lo que demuestra ser bueno--- es la maldad. Pero aùn en su cinismo, en la confesiòn no deja de experimentar cierto alivio y esto ya es un avance. Internándonos un poco más, aparecen cosas positivas y transformadoras. Se revela con frecuencia que el mal fue insprado por causas nobles o reclamos lìcitos. Las formas del reclamo a menudo impiden ver el contenido, los sentimientos y las razones subyacentes al reclamo y que si bien no justifican la expresiòn del mal, permiten encontrar un origen comprensible. 

Hay más cosas en el cielo y en la Tierra, Horacio, de las que tu puedes soñar con tu filosofìa

Cualquiera sea el mòvil, en el camino de remediar esta emoción perturbadora, surge un despliegue de creatividad que resulta benigna en la mayorìa de los casos pues preserva al individuo de resultar lastimado. Esto porque, contra todo su pronòstico, nuestro consultante experimenta una suerte de habilitaciòn para expresar su "mal-estar" de la forma creativa que prefiera respetando por supuesto, ciertas pautas que el consultante que viene a pedir ayuda acepta sin reparos, porque lo que quiere es curar su sentimiento primero que nada. A diferencia de quienes no consultan, el que sì lo hace manifiesta al consultar el pedido de ayuda comprendiendo que hay algo malo en él y debe modificar. Con nuestro sistema siente que puede "destaparse", desplegar sus ideas al máximo y tan minuciosamente como necesite, de manera que resulta una formidable oportunidad para él mismo de conocer sus ideas a fondo, saber hasta dònde llegaría con sus ocurrencias hasta, a lo mejor horrorizarse. Por lo general al reconocer las implicancias negativas que para él tendrìan sus acciones consigue tomar distancia real y saludable porque nada le fue impuesto.  Una vez harto de ellas, como un artista que termina su obra, como quien calma su sed o como incinerándose en su propio fuego, se siente listo para poner un fin a este camino inapropiado, y preparado para concentrar sus fuerzas pensantes y actuantes en algo mejor.

El espìritu de dominaciòn, la codicia, la envidia, son características propias del ser humano. Todo ser humano puede tener aspiraciones de motivaciòn noble al principio, y experimentar aùn a su pesar que sus aspiraciones iniciales fueron muy fáciles de corromper con el tiempo y la influencia del exterior. Ya Tomás Moro advertía que los hombres son malvados por naturaleza; si alguna cosa buena hacen lo hacen por necesidad. El ser humano experimenta algunas veces a lo largo de su vida una especie de querer pasional que puede ser de fuerza, de lucha; un tipo de sentimiento que brota de la profundidad irracional de su humanidad y no de la serena armonìa de sus facultades intelectuales.  Por lo tanto y para empezar, conceder en que la maldad existe potencialmente en todas las personas, que es una cualidad humana que impone pulsiones humanas que hay que liberar es para quien la padece el primer motivo de alivio y razón suficiente para cultivar la esperanza. El individuo comienza a comprender que el mal existe como orientaciòn emocional y psìquica que hace a la maldad una suerte de musa inspiradora; una energìa peligrosa y por lo tanto, seductora a muchas personalidades como la suya, o a muchas personas en algùn momento difìcil de sus vidas. Segùn nuestra experiencia, negar esta tendencia sirve muy poco y de disfrazarla no obtenemos nada bueno. En cambio, explorarla con sana curiosidad, aplicar la estrategia para animarla a salir, ha aportado interesantes revelaciones. Como ocurre con toda fuerza reprimida, aumenta su poder bajo presiòn de ocultamiento en capas subterráneas de la conciencia. Se alimenta de sì misma, de sus visiones y de los sentimientos secretos que despierta.  Cuando la animamos a salir en un encuadre seguro, la presiòn interior inevitablemente comienza a ceder. Muchas veces las visiones confrontan la realidad y en esa confrontaciòn se diluyen, y los sentiimientos maliciosos comienzan a perder intensidad.  Como ocurre por lo general al convocar a los demonios: lo prohibido, lo temido, una vez habilitado, pierde su encanto y su poder Y casi como por arte de magia, aparece a menudo una frondosa creatividad no necesariamente hacia el mal.  Por su riqueza y su enorme poder neutralizante, conviene que esta creatividad sea motivada temprano en la vida. 

NO CONFUNDIR GATO CON LIEBRE

Desde luego, no todo es blanco o negro en cuestiones de tendencias humanas. Las personas no son enteramente buenas ni enteramente malas. La tendencia a la maldad está presente en todo ser humano y se afianza y se potencia según las circunstancias. Entre la bondad y la maldad existe una formidable gama de grises: emociones en juego que magnificarán o neutralizarán esta tendencia. El hombre es capaz de experimentar una estupenda gama de emociones que pueden comprenderse de un modo simple pero completo adentrándose en la filosofìa de Edward Bach al que no voy a referirme aquì,  pero sì remarcar brevemente que Bach ordenó estos padecimientos humanos en 7 grupos emocionales que facilitan tremendamente la comprensión de la experiencia humana; facilitan también la superación de los problemas y conflictos humanos. Comprendiendo la dinámica de las esencias florales (o remedios para la emociòn) asi agrupadas es posible llegar a comprender a alguien en su singular experiencia de vida. Enterarse de la variedad de padecimientos, aspiraciones que existen es como descubrir un mundo nuevo, especialmente para las personalidades rígidas que creen que las cosas son de una determinada manera y no de otra. Nuestro servicio BiblioLab presenta esta categorizaciòn de Bach de un modo que permite vivenciar y comprender a fondo un rasgo floral y por ende, a un ser humano. Desde la lectura del cuerpo hasta la atenciòn a las verbalizaciones, y el lenguaje pensado el BiblioLab ofrece todas las herramientas para  literalmente salvarle el futuro a la joven personalidad, ayudàndolo a tomar decisiones cruciales como por ejemplo, la elecciòn de una carrera, de una pareja. Un buen uso del BiblioLab lo preserva de cometer errores causados por limitaciones o bloqueos emocionales.  Para educadores, una hora en el BiblioLab será suficiente para extraer ese concepto, ese cuestionamiento que agitará la conciencia de ese hijo o alumno que resulta tan desgastante, caprichoso, rebelde o fastidioso. Esa magnìfica intervenciòn aprendida en el BiblioLab pondrá a padres o maestros en el lugar de esa persona a quien agradecer eternamente, ese ser al que siempre se recuerda con cariño y sincera gratitud; ese ser que inspira todo lo bueno y al que se le desea lo bueno. Hoy personas de toda edad han tomado la costumbre de destinar largas horas de tiempo ocioso en Internet y en un nùmero considerable de veces saliendo agotados, con sensaciòn de vacío o de haber perdido el tiempo. A muchos el tiempo se les escurre en la web y llegan a altas horas de la madrugada, robándose,  sin sentido aparente, preciosas horas de descanso. Especialmente aquellos que recurren a Internet para distraerse luego de una jornada difícil podrían hacer un uso inteligente y provechoso del tiempo haciéndose una escapadita al BiblioLab tan solo para experimentar eso que invariablemente comienza a sentirse con las provocaciones refrescantes que ofrece el BiblioLab para la mente y para el campo emocional.  

Ayudar a la joven personalidad a establecer la diferencia entre energía y canal de expresión de la energía es un estupendo punto de partida para la formaciòn de su personalidad. Aprender a detectar en un escritor o un filòsofo una energìa emocional perturbadora o maliciosa que ha orientado sus obras hacia el mal y que ha encontrado en sus habilidades lingüìsticas el medio para expresarse ayuda al alumno a extraer aprendizajes de alto nivel. Para los estudiantes representa un formidable alivio conocer los distintos rasgos de personalidad que existen. Tienen con ello la posibilidad de comprender más a fondo y humanamente muchos de los próceres, y tantos personajes interesantes e influyentes de la historia. Pueden llegar a dominar este conocimiento tan vital mediante un método sencillo y comprensible como es el del Dr. Bach. Estos conceptos nuevos le permiten adherir, (re)ubicarse,  corregirse, o a tomar distancia con criterio personal en todo momento, en toda circunstancia y tanto más sobre aquello que debe estudiar. Detectar el espìritu Gentian en Schopenhauer, (energía emocional que impulsó sus conculsiones pesimistas) agregará datos humanísticos a la comprensiòn de Schopenhauer como persona.  Y datos de la naturaleza humana que permitirá establecer cruciales diferencias e interesantes similitudes. Aún un conocimiento somero de los rasgos florales permite reconcer la forma por encima del contenido; detectar el mismo reclamo en filósofos con cielos emocionales diferentes, algunos más románticos, otros belicosos resulta un aprendizaje crucial que ayuda al adolescente a adoptar una voz, y captar otros aspectos, factores y matices de peso para su personalidad en formación. 

La influencia de las energías emocionales sobre el pensamiento quedará comprobada una y otra vez, y sin ningún esfuerzo para todo aquél que se haya interesado y ahondado en el sistema de Bach. Ningún ser viviente, ni siquiera el hombre más ilustrado escapa a la influencia de las energías circundantes, que tanto el ser humano como los animales traducen y decodifican en la forma de emociòn. Se comprende la importancia de ofrecer a tiempo una adecuada educaciòn emocional no solo porque con ella se previenen y se aclaran las diferencias con los otros, sino que uno mismo puede auto-asistirse eficazmente y muy rápido. Un aprendizaje rudimentario permitirá reconocer la necesidad de un determinado remedio emocional. Un manejo más comprometido del sistema permitirá activar las mùltiples maneras de potenciar la energia del remedio,  hacer espacio al la flexibilidad para corregirse y para mejorar. 

Incorporar datos para el auto-conocimiento y la superaciòn personal: resulta  de inestimable valor para definirse, ubicarse, decidir, tomar a conciencia una posición en muchos aspectos de la vida. Ofrecer estos conocimientos desde la escuela, enseñar a auto-asistirse de forma lùcida y completamente independiente desde el hogar sin duda dará progresos deslumbrantes. Significarìa una gloriosa defensa contra la influencia negativa o contra la manipulaciòn.  Ayudaría a corregir los mitos del "buen alumno" o de la "buena educaciòn" que tanto daño causan a los genios traviesos presentes en tantas aulas.  Està comprobado que la buena educación no es garantía de buen comportamiento humano; las capacidades geniales de una persona pueden estar al servicio del mal. Un historiador, un científico puede valerse de sus más descollantes capacidades y habilidades para causar daño, sembrar el odio,  si está internamente asediado por pulsiones de odio, celos, envidia, rencor, con sed de venganza, desquite, revanchismo. Tales desviaciones emocionales que orientan a la mente en dirección enfermiza, cuna de la crueldad, la perversiòn no hacen distinciones de índole intelectual, profesional, geográfica o racial. Cualquier profesional docente, médico, psicólogo, religioso, político, aquejado emocionalmente, aùn por muy culto, puede causar mucho daño a su alrededor.  Entanto ser humano no està exento de sufrimientos emocionales tan humanos por lo cual tampoco está libre de la necesidad de autoasistirse para sanar ese área tan vital de su existencia y que es el área emocional y su mundo interior. Solo necesita incorporar esas técnicas y ejercitar esas prácticas adecuadas que le permiten reconocer sus emociones perturbadoras. Luego lanzarse a darles tratamiento acertado para sanarlas y esperar a ver què creaciones deliciosas le trae esta sanaciòn; esta vuelta a lo natural, este regreso a la mente sana. Como en el arte, también en la maldad hay iluminación y carga emocional; solo se trata de reorientarlas, y esperar a que el fruto de tal reorientaciòn caiga de maduro. Tanto el amor como el odio, siembran y cosechan. 

Desde cualquier profesiòn, el esfuerzo mental o fìsico pueden estar puestos al servicio del mal y esto solo debido a la carga emocional que lo inspira. En consecuencia, no se trata de sofocar la creatividad pues ello significa siempre una lucha estéril que genera únicamente el efecto "olla a presiòn". Se trata en cambio de re-encauzar ese caudal creativo, aprovechar su magnìfico potencial hacia fines más enriquecedores.   Afortunadamente, en total acuerdo con este concepto y basándose en las evidencias, cada vez más instituciones educativas se están interesando por producir seres humanos de mejor calidad humana, están asumiendo su responsabilidad social y ofreciendo, por lo tanto, educación emocional como parte de la formación del individuo. Este gesto indicando interés y la firme decisión de tomar parte activa proporcionando medios interesantes para el auto-descubrimiento y el desarrollo personal solo puede producir mayor bien en el mundo. 

 

QUÈ SE APRENDE Y QUÉ SE DESAPRENDE EN LA ESCUELA

Afortunadamente cada vez más mèdicos aconsejan menos remedios y más actividad fìsica o artística como medios de reparaciòn en los chicos nerviosos, o "malos compañeros". Se recomiendan las actividades que involucren la energía del amor; donde haya pasión y corazòn.  Si bien esto supone un adelanto y motivo de celebraciòn no estaría demàs preguntarse exactamente qué es lo que pone nervioso al chico. ¿Por què los niños ingresan a la escuela como seres creativos, libres, sin miedo y la dejan como todo lo contrario?  ¿La escuela enseña a ser feliz/exitoso, libre, librepensador, a cuidar la auo-estima como vacuna social?  ¿Qué porcentaje de responsabilidad tiene la educaciòn en la proliferaciòn de la droga y los actos vandálicos?  

¿Exactamente què se aprende y què se desaprende en la escuela? 

La mayorìa de los chicos empiezan el colegio con desbordante imaginaciòn, con la mente descontaminada, limpia como un casette virgen, la mayorìa muy sueltos se expresan sin temores en el jardìn de infantes, la idea de equivocarse aparece más tarde en la escuela primaria. Y en la mayoría de los casos, al cabo de un tiempo se la condimenta màs de riesgos y peligros que de revelaciones y curiosidades de las que resulte entretenido, divertido o al menos interesante para aprender. Amedrentar a los chicos tiene su precio. Algunos muestran resistencia  ante la tarea de corregir sus trabajos o modificar dòcilmente algunos aspectos inconvenientes de su personalidad. Es en la edad escolar cuando aprenden a compararse y medirse con los otros. Aprenden de este modo a cultivar esos miedos que no conviene tener, inseguridades, aprenden a acallar sus imaginaciones, a desconfiar de sus talentos. 

Se espera de la educación que prepare al alumno, que le enseñe a desarrollar sus habilidades naturales, a descubrir sus capacidades para que pueda abrirse paso en la vida. En lugar de eso, muchos esquemas escolares parecen frenar tales habilidades, inhibir el desarrollo saludable de talentos naturales que podrían resultar útiles a la sociedad. Demasiados estudiantes aprenden a desconfiar de sí mismos, a menospreciar sus labores y sus logros, a compararse negativamente con los otros y en esta comparaciòn negativa, quedan rezagados a veces para siempre, descubrimientos personales y oportunidades magnìficas. Motivo suficiente para enfadarse e incubar al menos un poco de deseos de que el mal le caiga a los otros. 

Son demasiados los que tienen la sensaciòn de que la escuela no valora esos espacios o asuntos en las que son buenos, esas cosas en las cuales pueden desplegar su creatividad o su atenciòn y dejar el alma. Son demasiados los que a temprana edad,  desde la escuela o desde el hogar (o desde ambos) aprenden a creer que finalmente no son buenos en nada, a concluir en que no sirven para nada. El mundo ya tiene demasiados profesionales resentidos porque han seguido carreras no según sus aptitudes sino por imitaciòn, por tradiciòn familiar, por seguir a su amiguito, por sobre´-identificaciòn o idealizaciòn con un profesor amigable. Otros, por el contrario, porque la influencia familiar o un profesor antipàtico o poco motivador contribuyeron a bloquear su desarrollo allì donde tenía aptitudes, y los llevó a concluir en que no llegarían muy lejos en esa profesiòn. Y estas conclusiones y amargas sensaciones, junto con rabias tragadas, son motivo inspirador de la maldad como desquite.  Estas consideraciones refuerzan la importancia de enseñar desde temprano métodos prácticos para el auto-conocimiento y la superaciòn personal  a los efectos de evitar cargas emocionales injustificadas, esos sentimientos vergonzantes que arruinaron tantas vidas y que tuvieron su origen en la infancia.  

La escuela, en su calidad de formadora,  tiene una tremenda responsabilidad social. En la escuela ingresan piedritas preciosas por pulir, cada una segun su peculiaridad, según  su perfil de habilidades, cada cual con sus singulares y distintivas como huellas dactilares. Merecen conocerse y expandirse. Si se lo permite cada alumno mostrará sus capacidades, valores e intereses. Ellos merecen conocer antes que ninguna otra persona cuáles son sus atributos dominantes y cuàles tienen por secundarios. La tan apreciada diversidad de la condiciòn humana suele jugar una mala pasada y asì es que por ser distintos, muchas mentes geniales se sienten solas, ignoradas o incomprendidas en la escuela y comienzan a hacer travesuras. Para bien del alumno y del maestro, enseñarle a prestar atenciòn a sus intereses y emociones; ofrecer una orientaciòn vocacional que contemple las emociones y los valores personales será motivo de celebraciòn para alumnos y los padres agradecidos. No sabemos el tipo de cambio que sucederá , no sabemos cuáles serán las necesidades futuras, Pero de algo podemos estar seguros y es que dentro de 50 años el mundo será muy distinto. Y que aquella generaciòn se está formando ahora. Podemos imaginar someramente un cambio de necesidades dentro de 5 años, pero no podemos predecir exactamente cuáles serán las necesidades dentro de 50. No nos olvidemos que los chicos de hoy serán los adultos del mañana cumpliendo con trabajos que todavìa no fueron inventados porque aquellos trabajos satisfarán necesidades que aùn no aparecieron. Todo indica que la escuela está siendo necesaria como base fundadora para una transformación social positiva. La escuela avanzaría un paso gigantesco en torno del bien común; ayudaría eficazmente a rescatar al máximo la inclinaciòn hacia la mezquindad, a detener el sufrimiento nacido del egoismo si agregara la educaciòn emocional y prácticas adecuadas para el auto-descubrimiento y mejora personal como materia de estudio pues tal materia asegura sorpresas grandiosas siempre que se la ofrezca en un marco de sana curiosidad y respeto, y en un entorno adecuadamente establecido y pautado como solo pueden ofrecer la mayorìa de las instituciones educativas. 

Aún cuando todos los expertos coincidan, pueden perfectamente estar equivocados. 

Bertrand Russell

 

La educaciòn excesivamente preocupada por lo que está bien, por lo que está mal , por valores secundarios produce, contrariamente a lo esperado, ese efecto "olla a presiòn" que arruina todo lo que está alrededor. De nuevo; la energìa que busca salir, encuentra indefectiblemente la salida, como sea. Sin duda, el malgasto de energìas podrìa evitarse si antes de censurar se va en busca de una posible justificación. En este sentido, la educaciòn no debería ofrecer resistencia ni mostrar temores. Entre las enseñanzas, la de conceder al espìritu el hàbito de la duda, y al corazòn, el de la tolerancia significarìa un avance para destacar. Los alumnos suelen tener sus razones para por ejemplo, llegar tarde a clase. A lo mejor, la impuntualidad se debe a que estaban desarrollando algo magnìfico y promisorio siguiendo su intuiciòn. La sofocaciòn sistemática de las capacidades puede generar una tremenda resistencia; y ésta puede desencadenar ideas malsanas. Por cierto debe de existir una razòn por la cual algunos alumnos no quieran ir al colegio. Bill Gates se hizo famoso por haberse encerrado en su cuarto durante largo tiempo trabajando con su computadora, alimentándose a base de pizzas desde el desayuno hasta entrada la noche. Todo el mundo sabe que Einstein no era un buen alumno en la escuela y que Steve Jobs jamás se graduò en la universidad. (Allí se aburría mortalmente y solo la materia caligrafìa consiguiò seducirlo, atraparlo y encantarlo). Da terror imaginar la capacidad de estos hombres puestas al servicio del mal, ¿verdad?. No se trata de presentar estos ejemplos como licencia y modelo para faltar a la escuela sino de apelar a la curiosidad de padres y docentes para que puedan captar mensajes y reclamos lícitos en estas conductas denominadas "rebeldes" o para sancionar. Se trata de perfeccionar lo que realmente está resultando indispensable de perfeccionar para hacer de la escuela ese lugar tan interesante que ningùn alumno quiera perderse ni una sola clase. Y parte del secreto para acercarse a este objetivo es alentar a bucear en el interior, a explorar intuiciones y percepciones desde la edad escolar, para saber "intuitivamente" cómo lidiar positivamente con ellas a lo largo de la vida.  ¿Tenemos al menos una rudimentaria idea acerca del tremendo progreso que se está perdiendo la humanidad al desperdiciar esa flexibilidad básica en los más chicos?

La respuesta es NO.  

Podemos estar seguros de que con una buena orientaciòn vocacional que contemple emocion, valores y capacidades, aparecerán esas ideas que cambiarán el mundo; ideas que sin lugar a dudas hoy están durmiendo en la mente de tantos "alumnos aplicados".  Y a medida que las ideas productivas tengan permiso de salir, por cierto la mayorìa de los habitantes del mundo dentro de 50 años preferirà vivir y trabajar en medios amigables y motivadores, pues son los adecuados. Lamentablemente no podemos estar muy seguros de que esto vaya a suceder si las pelìculas insisten en excitar a la violencia, a la estafa, a exacerbar el narcisismo y mientras las entidades formadoras insistan en hacer la vista gorda, eviten tomar al toro por las astas confiando en los eventuales trabajos reparadores de los terapeutas... cada vez más requeridos.

  Vale remarcar en este punto que el ser humano, cuanto más descontaminado y más relacionado con la naturaleza se encuentre, (niños, bebés) mayor receptividad presentará a los remedios para la emociòn. Esto significa que ante un tratamiento a la emociòn los adolescentes evidenciarán mejor respuesta que los adultos, y los niños, serán todavìa mejores receptores al remedio que los adolescentes. Sanar una emociòn, enderezar una tendencia resulta equivalente a corregir un pié plano: cuanto antes mejor.  

Desde todos nuestros servicios resaltamos la importancia de ser sincero con uno mismo. Si desde el hogar o la escuela se enseñara a prestar atenciòn a las emociones, las visiones y esas voces provenientes del interior con el mismo fervor con que se inculca la importancia de aprender matemáticas o historia, pronto estos conocimientos harán notar su efecto impactante y los beneficios de prestarse atenciòn y a expresarse redundarian en mayores beneficios para el alumno y su entorno. Estos datos del interior sirven de mucho para aclarar o evitar la confusiòn; para establecer vìnculos con las personas correctas; para la elecciòn de la carrera correcta, de la pareja, adecuada. La intuiciòn y las percepciones merecen ser por fin reconocidas como fuentes confiables de informaciòn importante: ellas sirven magnìficamente para la resoluciòn de problemas, para superar problemas fìsicos provenientes de dificultades emocionales. Los problemas  psicosomàticos que se inician habitualmente en la escuela son prevenidos y superados (no sofocados ni tapados) con nuestras prácticas  Por este motivo nuestro servicio de orientaciòn vocacional nunca deja de considerar a las emociones, las intuiciones y percepciones como confiables fuentes de datos.  Una adecuada educaciòn emocional preserva especialmente al adolescente de descompoturas provenientes del estado de incertidumbre, de la necesidad de pertenencia que los caracteriza, o de reprimir sus fuerzas hacia el mal. El que mejore su concentraciòn y sus capacidades de razonamiento no vienen por arte de magia. Son múltiples los beneficios que aparecen del hecho de enterarse de lo que ocurre en su interior y de afinar las capacidades de captar lo que ocurre alrededor. Reconocer el tipo de fuerzas emocionales que suelen desatar conflictos interiores capaces de quitarle el sueño, no solo devuelve el sueño:  previene del desequilibrio. Una manera sencilla, entretenida y acertada de absorber estos aprendizajes le permitirá ejercer una formidable práctica de (auto)-ayuda que llevará con él a todas partes y podrá aplicar con éxito a lo largo de su vida. Alentar a la mirada interior y a la escuha interior, enseñar el valor de prestar atenciòn a las intuiciones y percepciones considerándolas guìas confiables para la vida.

 

SANAR LA ENVIDIA, MITIGAR LA MALDAD

A los chicos les enseñamos que no es bueno para ellos albergar sentimientos "malos". La envidia es una declaración de inferioridad. Los celos son un insulto a la propia integridad, una cachetada a la autoestima. Sin embargo, no hay sentimientos buenos ni malos. Hay sentimientos que hay que afrontar. Puede decirse que la envidia es un engranaje indispensable en el motor de este mundo. Es el mòvil sobre el que se basa la sociedad de consumo: la gente consume objetos materiales, viajes o informaciòn más por envidia que por auténtico conocimiento de lo que en verdad necesita. Por eso se dice que la envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual. Si no sanamos la envidia en nuestros hijos desde temprano, obtendremos un mundo cada vez más infeliz. Porque la envidia es la cara invisible de la desdicha, la constante atenciòn puesta en lo que hacen o dejan de hacer los demás muestra el nivel de aburrimiento y la limitaciòn de la creatividad. Una vez sanada la envidia, la persona puede relacionarse mejor consigo misma. En términos florales diremos que una corriente Willow negativa produce interferencia, la persona no puede captar datos de su interior, entonces mira afuera. Observa a los otros con envidia. Desea el mal al otro, que el otro tenga mala suerte. Su mirada está llena de rumiaciòn interna negativa y fatalista: el silencio de los envidiosos está lleno de ruidos. Pero hay una sana envidia; la que lleva a la superaciòn. Y esta envidia no viene de disumular la envidia destructiva; viene de manejarla con maestría. En cuanto el hombre supera su envidia destructiva, comienza a transitar el camino de la dicha, de la auto-realizaciòn. Las esencias florales hacen posible el milagro de conducir desde la envidia destructiva a la constructiva. Un buen trabajo floral permie re-orientar la mirada comprensiva hacia el interior; permitir conocerse y lanzárse a buscar aquello que resulte de entera y auténtica satisfacciòn. Si no se cura la envidia destructiva a tiempo, el pronòstico no es auspicioso para la persona que la sufre: la envidia negativa siempre dura más que la dicha de los envidiados. Si bien aprovechada la energìa de la envida conduce a la superaciòn personal y al logro de los objetivos,  mal aprovechada, esta energìa de envidia somete al individuo a ocurrencias vecinas a la maldad. El Willow negativo es aquél que le encanta arruinar la fiesta de los otros; el calumniador, el avinagrado, el quejumbroso, la vìctima. En su sentimiento de inferioridad puede planificar estafas para enriquecerse considerando tal riqueza como que se ha hecho justicia. En cambio, el Willow positivo es aquél que admira; que ama, que respeta, que intenta imitar o alcanzar. Si Willow negativo desea que el corredor se quiebre la pierna, Willow positivo desea aprender con el mejor para ganar la carrera. Si Willow negativo es un derrotista y sufre de fracaso anticipado, Willow positivo es capaz de grandes hazañas. No es dificil imaginar cuànto bien podemos hacerle a nuestros hijos con solo ofrecerle Willow a tiempo, rescatarlos de la tentaciòn facilista de poner su inteligencia al servicio del mal.   


Por donde miremos en el mundo sobra la inteligencia puesta al servicio del mal y cuyos orígenes se encuentran en cielos emocionales oscuros como los de envidia, celos , odios o miedos. Para lograr sus cometidos todos y cada uno de los personajes nefastos, científicos, historiadores, estafadores morales o materiales, manipuladores, financistas, aduladores, oportunistas, psicólogos, publicistas, periodistas) aplican la inteligencia y sus habilidades para lograr sus objetivos. No dejan de valerse de sus capacidades. Pero la emociòn que los domina orienta sus acciones en sentido inconveniente. Cuando se reorienta esta carga emocional, tambièn se reorienta la actitud. Vale la pena ayudar a los jóvenes a preservarse de estas influencias inconvenientes a tiempo. Especialmente para los adolescentes, comprender que si la maldad es una orientaciòn, las capacidades y habilidades personales (como el manejo del lenguaje hablado o escrito, o el manejo de grupos) son su medio de expresiòn. 

Las prácticas adecuadas de autodescubrimiento les permiten establecer diferencias cruciales para poder disfrutar por ejemplo, del arte de alguien y a la vez rechazar sus valores o criterios..Aprender a valorar y apreciar la obra ajena reconociendo esas barreras doradas que indican que se está en plena conciencia de sì mismo redunda en una mejor interacciòn con los demás. Dejan abierta una puerta para la rectificaciòn cuando cabe; libera de rigideces innecesarias. Una adecuada educaciòn emocional se hace tremendamente necesaria en esta era de la informaciòn donde la influencia del entorno es alta. Encontramos demasiadas personas de toda edad que reconocen encontrar el alivio emocional en la maldad.  Con los recursos apropiados, este fenómeno disminuirá y dejará de escandalizar especialmente a quienes cuenten con las herramientas adecuadas para superar la desviaciòn de un modo sencillo, natural y completo.

En circunstancias, la maldad se hace tan real como necesaria. A veces, representa un inevitable medio de ideaciòn para producir una suerte de higiene mental. Las jornadas en ambientes de trabajo o de estudio difìciles, el intercambio diario con personas antipáticas,  son inspiradoras de auténtica maldad. El hombre se encuentra de pronto, posiblemente muy a su pesar, experimentando deseos malignos, horrendos. En la mayorìa de los casos, él no tiene la culpa de sus propias ocurrencias maliciosas: se trata de un fenòmeno en el cual él es un intermediario, el canal insustituible para permitir que la energía emocional se exprese, que salga de una vez eso que molesta y que urgentemente tiene que salir del sistema para bien del sistema. Permitir la liberaciòn del mal hace mucho bien, por eso la importancia de ofrecer desde temprana edad canales seguros para facilitar esta descarga, medios de saneamiento interior tan necesarios que aseguren ese tipo de descarga benèfica. Vale la pena ayudar a tomar consciencia de que existe energìa emocional de alta negatividad afectando negativamente a demasiados ambientes; que esto es natural, y que inevitablemente inspiran ideas maliciosas y actos de maldad, crueles ocurrencias como vías de desquite, algo asì como una reacciòn automática, defensiva o neutralizadora de fuerzas. Ayudar a tomar conciencia que la persona en este trance solo puede--y debe--- hacerse cargo de lo que hará con ellas; vale decir, del modo como hará su descarga. Se trata ni más ni menos que de una responabilidad social. Si descargar la maldad es necesario y mucho mejor y más saludable que reprimirla, elegir cuidadosamente los medios de descarga resulta un factor de importancia capital. Porque la maldad puede iniciarse a partir de una pequeña frustraciòn y salir al exterior mediante un berrinche envidioso, celoso o temeroso. Pero solo al principio. 

En algunas personalidades, o en algunas circunstancias, la sofocacìòn de la maldad va incubándose en el interior. aumentando su poder a medida que pasa el tiempo hasta que llega ese momento en que  se convierte en necesidad mental y fìsica, algo parecido a la adicciòn.  

Emociones perturbadoras como la envida, la frustración, la indignación, la impaciencia, la intolerancia, el odio, los celos, la necesidad de venganza, etc., son caldo de cultivo para el desarrollo de los hábitos menos convenientes para la persona y su entorno.  Si estas emociones no se curan la mente va tomando una direcciòn que la caracteriza y goza con el mal. Hacer maldades empieza a formar parte de su modo de ser, algo que lo identifica. Idear maldades es para esta mente parte de su método recreativo; un pasatiempo. Luego se convierte en necesidad. En los casos más severos, los actos de maldad son vividos como urgencias casi fisiològicas; el individuo no puede evitar cometer acciones aùn cuando sepa que más tarde habrá de arrepentirse y avergonzarse. No lo puede dominar, ceder al impulso es lo primero y más urgente. Existen en la actualidad medios eficaces de orientaciòn y ayuda para aplicarse desde la casa y la escuela y que orientan al adulto, lo ayudan a detectar desviaciones en los más jóvenes y evitar que la maldad se instale prematuramente como vocaciòn o pasiòn. 

Incluso en los momentos de furia, cuando sentimos una fuerza incontrolable y que necesitamos imperiosamente sacarnos de encima la tendencia al mal se hace notar. Porque no es lo mismo patear la mesa que patear al gato; o desquitarse con el hijo  y gozar con su sufrimiento. Y mientras algunos golpean una mesa, otros patean al gato, otros golpean al hijo y otros ponen la mùsica a todo volumen para molestar al vecino y desquitarse la rabia con él, están los que salen a correr para "desgastar energìas", los que se encierran para escribir y "desquitarse", los que tocan la guitarra "para serenarse". En sus momentos de frustraciòn o enojo, Einstein tocaba el violìn; Zorba el Griego se ponìa a bailar. En todos los seres humanos, de todo nivel cultural se observa la descarga de energìa emocional como paso necesario para el regreso al equilibrio. Nuestro sistema ayuda a detectar la tendencia al mal en una determinada personalidad o grupo humano: prácticas precisas tienen por objetivo ayudar a corregirla y re-orientarla a tiempo; el regreso a la normalidad proporciona ese alivio tan añorado y saludable. Despuès de la descarga, la persona puede retornar a sus actividades con cierta normalidad. Es interesante encontrar la vía de descarga más creativa para cada cual porque tiene implicancias positivas para la vida. Cuando a cualquier edad uno descubre que tiene condiciones para el baile, y se pone a bailar, descubre que le va mucho mejor en el resto de sus actividades. 

La orientaciòn vocacional puede servir a estos fines aportando datos valiosos para que las personas aprendan al menos a sacar partido de estas referencias interiores y aplicarlas en aras de mantener el equilibrio interior y de extraer alegrìa. Dar con estos personalìsimos datos es como encontrar un tesoro muy especial. Todo aquèl que se guìe por ellos, todo aquèl que los respete y alimente conseguirá mantener niveles altos en su competencia laboral y tambièn en su vida de relaciòn aùn si esta persona no trabaja en lo que es su vocaciòn, si se desempeña laboralmente en áreas que no están relacionadas con su vocaciòn. Aùn asì, el encuentro con la propia vocaciòn supone el hallazgo de un tesoro muy especial. Porque la vocaciòn no nos hace ricos pero sí felices, Y en este punto vale la pena preguntarse hasta què punto la educaciòn actual me enseña a ser feliz, hasta què punto me enseña a cuidar de mi autoestima como vacuna social, A lo mejor descubrimos que demasiados esquemas formativos contribuyen sin proponerselo deliberadamente, con la incubaciòn de un cierto tipo de maldad

¿En què medida me ayuda la educaciòn actual a descubrirme en los aspectos bàsicos de mi personalidad (los luminosos y los oscuros) para corregirme guiarme de ellos para trazar mi camino?. 

La educaciòn que me llena de informaciòn ¿realmente me permite  formarme según mis propias condiciones, o intenta moldearme como los demás? 

¿La formaciòn actual, realmente me preserva de incubar envidia, celos o miedos?

Si la maldad nace y se cultiva en buena medida a partir de limitaciones, emociones oscuras, presiones injustificadas, o carreras competitivas sin sentido, ¿Què aspectos de la formaciòn actual están contribuyendo a la propagaciòn de la maldad?

¿La educación de estos tiempos realmente motiva a desarrollar la propia singularidad según su perfil de habilidades? 

¿Habilita la expresiòn de la maldad como medio de saneamiento interior, o es acaso tan grande su temor o su impericia para abordarlo que prefiere desviar la vista, minimizar o disfrazar el asunto?   

LA ENERGÌA SIEMPRE ENCUENTRA 
UNA VÍA DE ESCAPE

La envidia, los celos, los miedos, el resentimiento y toda emociòn perturbadora que inspire ideas de maldad hace sufrir; cualquiera de ellas es capaz de inducir sentimientos basante intensos; proporcionar la suficiente fuerza como para cometer actos contundentes y lamentables. Por este motivo, la maldad ha sido musa inspiradora de grandiosas obras de arte: entanto energia, ella exige un medio para manfestarse ya sea para la protesta o para la reparacion. La pintura, escultura, literatura, la fotografía, el teatro, las artes marciales, la poesìa, incluso la música ofrecen al artista la posibilidad magnìfica de plasmar esas pulsiones inocultables que tiene hacia el mal o esa necesidad de compensaciòn. Todos ellos son canales para liberar esa energía; esto explica la necesidad por parte del artista de recurrir a su medio a sabiendas de que extraerá placer y alivio. Y porque son sentidas y revisten de completa humanidad, como toda obra de arte, también las inspiradas en el mal ofrecen grandes aportaciones y satisfacciones reales al artista; y valiosas enseñanzas al observador. Ellas dejan su sello, ponen una marca en la mente y en la sensibilidad de los otros. La maldad llega a todos los corazones, toca siempre la fibra humana porque refleja una aspecto indiscutible de la condiciòn humana. En términos "florales" diremos que reflejan rasgos florales que se repiten en todas las personas; que están potencialmente presentes en todos los individuos aunque en distintos grados de intensidad.  En consecuencia, producen empatía, comprensiòn de alma a alma. 

Asì como cabe remarcar el privilegio de quienes no solamente descubrieron su sensibilidad hacia el mal sino que además encontraron ese canal que les permitiò plasmarlo y extraer alivio o placer al hacerlo, asì tambièn vale la pena observar a las personas alrededor para darse cuenta de las tremendas consecuencias que trae la sofocaciòn del mal. Están los adictos, las compulsiones, las obsesiones dirigidas hacia otros contenidos, en apariencia sin relaciòn alguna con el mal. Porque de modo directo o solapadamente, el mal siempre buscará salir. Y cuando sale, de la forma que sea , el alivio es seguro. Siempre la expresiòn de los sentimientos sinceros resulta positivo y beneficioso, aùn cuando el sentimiento se perciba como "malo". Este indiviuo absorbido por emociones perturbadoras se siente indefenso. Acosado por pulsiones que resultan irrefrenables e inevitables para él no puede evitar cometer maldades;  Es que llevar a cabo acciones que expresen un sentimiento sincero y profundo siempre parece ser bueno.(aún si el sentimiento es considerado "malo" o vergonzante) 

La descarga ha probado una y otra vez ser algo necesario y natural, una necesidad tan natural como la de comer o de liberar los intestinos. Las necesidades no son ni buenas ni malas, las necesidades existen como respuestas fisiológicas a estímulos y no es adecuado negarlas ni reprimirlas. Podremos postergarlas pero por poco tiempo. Con la pulsiòn hacia la maldad el mecanismo se repite: es como si el sentimiento impusiera su caprichosa energìa, o su sed de expresiòn a través de un individuo indefenso, que no puede evitar expresar a cualquier costa esa desagradable fuerza emocional que lo tiene sometido  Quienes consiguen dominar estas pulsiones y plasmarlas en actos más "civilizados" y menos peligrosos, encuentran  alternativas y vìas de escape para elegir pues existen de a cientos. Algunos son ávidos consumidores de películas de acciòn o de terror. Otros encuentran en las artes plàsticas  o en la expresiòn corporal un medio de expresiòn magnìfico, restaurador y superador. 

 

LA ESCUELA RECONOCE EL SUBMUNDO EMOCIONAL

La escuela no reniega de las emociones; cuando un alumno (de cualquier edad) se muestra lo suficientemente emocional, nervioso, revoltoso, cuando no se "comporta" como es de esperar, enseguida se recomienda una visita al médico para que le recete algo que lo tranqulice. Si en cambio, aprovechara cada oportunidad para alentar al alumno a la libre expresiòn de sus emociones, invitándolo a decir què piensa y qué siente sin juzgarlo, la maldad aparecería claramente y desde bien temprano podría corregirse y conseguir algo productivo de esa energìa revertida. Cuando se la habilita, la maldad en el niño aparece como una ocurrencia inofensiva. Entonces se la puede re-orientar a tiempo. No moralizando, sino prescribiendo el adecuado remedio emocional. Los chicos se hartan, se rebelan y tienden a hacer todo lo contrario al ejemplo que los profesores les imponen. Moralizar no sirve. Buena parte de las adicciones nacen como respuesta rebelde tanto al trato indifierente como a la educaciòn sofocante, severa o prejuiciosa.  Especialmente ante esos casos de chicos "difìciles" conviene alentarlos a expresarse, aprender en què detalles enfocar  y a què aspecto de su conducta prestar atenciòn,  para detectar ese remedio emocional que están necesitando. Los chicos son excelentes receptores del remedio emocional. Cuanto más chicos, màs receptores porque están màs ligados a la naturaleza. Mediante pistas referidas al lenguaje hablado y al lenguaje del cuerpo, los manuales presentados en el BiblioLab ofrecen a padres y educadores todos los recursos para detectar claramente y prescribir a buen resguardo el remedio emocional adecuado para cada caso.   Todas las pistas para detectar emociones en conflicto a partir de la observaciòn del lenguaje hablado y el corporal,y las técnicas para potenciar la acciòn energétia del remedio estàn claramente presentadas en el BiblioLab.  

Aprovechar cada ocasiòn para remediar una emociòn que lastima al chico resultará para él una ayuda de inestimable valor. El rebelde sin causa, o el que necesita desafiar y mostrar fortaleza, el desfachatado o el desafiante, está mostrando que sufre. Y en su conducta está la clave del remedio emocional justo para él y que resultará una bendición para él y para su entorno inmediato. Enseñar desde la adolescencia a auto-asistirse en la emociòn representará un tipo de aprendizaje de nivel superior. Los chicos experimentan cosas al pintar, en la clase de gimnasia, en la de historia, en la de matemática, en los debates, y es valioso para ellos que se den cuenta y aprendan a establecer sus distinciones sensoriales. Conviene realzar todos esos sentimientos que son capaces de experimentar para que puedan tomar contacto con las flutuaciones de su mundo interior y servirse de estas señales emotivas como guìas en su vida  

Con solo preguntarles què sentimientos despiertan en ellos una determinada materia o contenido, ofrecerles un medio seguro para expresar y plasmar sus imaginaciones, sentimientos. Les permite advertir sus impresiones, reconocer semejanzas y diferencias, establecer comparaciones útiles para formarse una idea de la realidad. Abre una puerta dorada de expresiòn a todo aquèl que tiene dificultades en la expresiòn pero que sin embargo, no deja de obtener impresiones desde su interior, siempre y cuando, desde luego, la pregunta evidencie un genuino interés. Una pregunta a tìtulo informativo y nada más, sin emitir juicios, como quien se interna en un bosque y se mantiene expectante a lo que aparezca puede resultar una experiencia inolvidable . Alentar al joven a internarse valientemente en su interior y enterarse de lo que allì hay es enriquecedor; pueden encontrarse con un tesoro escondido.  Para los casos donde se observa la maldad, esta maldad queda habilitada en la pregunta y libre para salir sin resultar traumático. Y gracias a estas saludables vìas de escape y expresiòn se mejora la comprensiòn, aumenta la compasiòn, los vìnculos se tornan màs interesantes y profundos, se incentiva la curiosidad y el respeto por lo que le pasa a uno mismo y a los demás.  Motivar hacia la práctica  del pensamiento analógico, habilitarlo y estimularlo  desde la escuela y desde el hogar (mediante adivinanzas o juegos por ejemplo), sin dudas traerá sorpresas magnìficas en el área de la conducta favoreciendo de todas formas el clima de la clase o del hogar. Estas prácticas que invitan a la fantasía ayudan desde niños a superar problemas, mejorar el aprendizaje. Celebramos el que cada vez más instituciones lo estén implementando. Y pueden avanzar todavìa más. Todo aquél que dedique unos minutos de su tiempo a trabajar en el BiblioLab tendrá ocasiòn de reconocer el poder de la analogía para sanar emociones, mejorar conductas tanto las relacionadas con el área de la actitud como conductas del organismo. Las prácticas del BiblioLab facilitan la superaciòn de descomposturas y esos problemas de salud recurrentes observados tanto en los niños y la escuela,  como en los adultos y sus puestos de trabajo. 

El poder del pensamiento analógico, el permiso de desplegar la fantasía, resultan de un alcance y utilidad que merecen aprovecharse con sabiduría y estrategias. Si de cuestiones emocionales y de aptitudes intelectuales se trata, enseñar desde temprano a relacionarse con el mundo interior de un modo curioso y amigable ahorraría el desconcierto; y tantos temores y trabazones nacidos de él. Estas emociones liberadas en la fantasía facilitan el ingreso de ideas grandiosas que al principio suelen parecer "locas" o consideradas "desubicadas".  En el acto de compartir impresiones y captaciones personales en un medio de confianza y soltura, algunos alumnos llegarían a aprender a amar esa materia que otros compañeros aman;  a entender de un modo màs completo las visiones de ese hombre de ciencias que tienen que estudiar; valorar con un sentido totalizador a ese pròcer con el que tanto insiste la maestra.  

Estas prácticas que incluyen el poder de la imaginaciòn permiten captar valores esenciales en los grandes personajes de la historia, revelar nuevas voces e interesantes atributos que despertarán curiosidad suficiente para situarse de modo espontáneo como mentores y fuentes de inspiraciòn desde temprano en la vida. Tambièn la actividad lúdica contribuye a la captaciòn de ideas útiles, interesantes y sublimes que podrían perfeccionarse.  Incentivar la imaginaciòn permite incluso una comprensiòn más profunda de las enseñanzas de los grandes maestros, permite entrar en sintonìa con las ideaciones y relaciones que aquellos hicieron. ¿Podemos estimar acaso la cantidad de inventores frustrados, de seres amargados que hoy pululan en el mundo solo porque su creatividad o su curiosidad fue sofocada a temprana edad? ¿Tenemos idea de cuànta envidia podría evitarse gracias a una "buena educación emocional?  ¿Y que decir de la cantidad de nuevos descubrimientos que se obtendrían si a cada cual se lo estimula a atender su juego? Lo cierto es que la humanidad necesita  ---tiene hambre---- de mentes geniales con orientación positiva.  

No es difícil imaginar los mùltiples beneficios de aprender a reorientar una energìa emocional hacia su faz positiva.  En lugar de "educar" buenos modales, o de conformarse con contenidos aprendidos de memoria, excitar la imaginaciòn, alentar a la expresiòn del mundo interior, como desnudarse en un ámbito inocente y respetuoso, le pone un freno a toda posible incubaciòn del mal.  Por paradòjico que resulte, habilitar el mal es la más sencilla, divertida, ràpida y econòmica manera de frenarlo. 

Habilitar el mal permite el despliegue de creatividad, que suele saltar a borbotones como al descorchar la botella de champagne y esta experiencia en si misma, resulta altamente liberadora, reconfortante y reparadora. Todas las personas, (especialmente de niños), necesitamos alguien que nos aliente; que habilite nuestras màs sinceras reacciones aunque haya que corregirlas despuès. Necesitamos todos alguien que nos impulse no solo a liberar el mal sino a  encontrar ese canal artìstico o corporal que nos permite una tal liberación y en todo caso, hacer posible la correcciòn necesaria.  No todos los individuos presentan las mismas aptitudes creativas. Cuando "ante las evidencias" el sentido comùn de un maestro lo lleva a sentenciar que un determinado alumno no es bueno para cantar, está cometiendo un daño severo al alumno. Al menos a sus esperanzas. Puede enojarse mucho si la sentencia cayò con lo que es su vocaciòn y experimentar deseos sinceros de causar daño a ese compañero de la voz melodiosa. En cambio,  un maestro motivador que acreciente el grado de curiosidad, osadìa, confianza, que privilegie el gusto por el juego y contagie y valore el espìritu de libertad al cantar por encima que el logro final, hace posible que la creatividad salga a flote en el chico, cuyas eventuales capacidades para el canto tendrán mayores chances de revelarse. Muchas habilidades se hacen notar gracias al coraje. Y por ausencia de coraje, muchas habilidades quedan por siempre ocultas, incluso para la propia persona.  Mucho daño proviene de la ausencia de sana osadìa  y por exceso de inseguridades. La creatividad necesita de un empujoncito para salir. Y si el empujoncito se lo da en escenarios seguros como el hogar o la escuela, mucho mejor para el niño y para la sociedad entanto se estaría limitando la proliferaciòn de ningùn tipo de comparacion antipàtica que inspire ideas de maldad y ansias de causar daño.   

Si quieres obtener resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. 

Sentido común es el conjunto de prejuicios acumulados a través de los siglos. 

Albert Einstein

Los estándares que definen al alumno sobresaliente son inciertos pero a menudo infunden tal cuota de envidia a partir del trato diferencial que resulta motivo suficiente para despertar la maldad en sus compañeros. Muchos de estos alumnos sobresalientes,  se destacan por estar en soledad o por tener que soportar bromas pesadas por parte de sus compañeros. En algunas materias muchos alumnos se van sin quererlo a la Nube de Valencia, Estos y tantos otros etiquetados de "insensatos" son motivo de ironìa y burla por parte de los propios maestros. Sin querer la educaciòn suele allanar el terreno a la maldad aplicando mal el sentido comùn. 

El sentido común puede ser el más tremendo enemigo del desarrollo personal. Con todo, es posible que al cabo de un tiempo se topen con alguien que perciba esa condiciòn en ellos y la resalte. Esta referencia providencial puede cambiar el curso de esa vida. Nunca es tarde para descubrir esa capacidad, esa facilidad natural para hacer determinada cosa y todos necesitamos que otras personas nos ayuden a encontrar esas particularidades en nosotros, Desde el hogar y desde la escuela pueden propiciarse las circunstancias y las condiciones que llevan a las personas a acercarse a estas particularidades. Si a los niños se les enseñara a hacer distinciones fundamentales a tiempo, se le ahorrarìa al mundo bastante frustraciòn. Si se lo alienta a descubrir ese frondoso mundo interior con sus personalìsimas características y cualidades, la maldad como vìa de desquite y neutralizador brillaría por su ausencia. 

Sin darse mucha cuenta la educación no actualizada, excesivamente influenciada por el sentido comùn mal entendido,  resta importancia al vuelo imaginario. Sin embargo es de máxima importancia motivar la imaginaciòn en las mentes jóvenes. Ello permite comprender más profundamente las imaginaciones, fantasìas, relaciones y conjeturas de las mentes brillantes, de sabios, inventores, creativos filósofos, matemàticos que conocimos en la esuela. Si se profundizara esta motivaciòn, algunas materias resultarían más ineresantes y más utiles;  un nùmero más grande de alumnos llegarían a descubrimientos magnìficos si se aplicara la imaginaciòn como método de aprendizaje y comprehensiòn.El propio Einstein remarcaba la importancia que la imaginaciòn tiene para establecer relaciones inteligentes y para la resoluciòn de problemas 

 

VIAJE A LA LUNA DE VALENCIA

Por lo general, las cosas hermosas se han inventado con menos sentido comùn y con más viajes a la Nube de Valencia... posiblemente en el unico lugar donde pueden inventarse. Allì no contamina el sentido comùn. Tomemos el caso del rasgo floral Vervain. Vervain es un claro ejemplo de una persona que necesita ir a la nube de Valencia cada tanto para interceptar ideas y para poder operar después en el mundo real llevando esas ideas a cabo. Dentro de los rasgos florales, puede decirse que, siempre que se le de la oportunidad, Vervain es un formidable iniciador de proyectos, su poder de convocatoria y convicciòn son para destacar. Vervain de chiquito es el que idea juegos, el que dice cuáles son los "buenos" y cuáles son los "malos" y què se debe hacer. Su influencia es notable y de un poder que los trasciende porque siempre encontrará a su alrededor una buena cantidad de personalidades confusas tipo Cerato o de mentes débiles tipo Chestnut Bud o Centaury. Cuando no se le da la oportunidad de idear y desplegar sus ideas y proyectos, Vervain sufre y cuando Vervain sufre puede llegar a convertirse en una pesadilla para los de su alrededor. Vine es el lìder bueno o el tirano. Cuando Vervain y Vine se juntan, puede salir un cocktail explosivo, una combinaciòn revolucionaria, para el bien o para el mal; para grandes inventos en favor de la humanidad o de la naturaleza. O todo lo contrario. 

En aquellos esquemas educativos donde el docente está comprometido en ayudar a su alumno, esa personalidad en formación-- a detectar y apoyar sus capacidades y habilidades,, la eperiencia de aprender---como la de enseñar--- resulta más completa para ambas partes. Estos esquemas educativos siempre están un paso adelante. Si estos cuidados se impusiesen en todas las escuelas, los psicólogos se ahorrarìan bastante trabajo reparador y enfocarían sus esfuerzos en tareas de incentivo.  Porque las personas no están cortadas por la misma vara emocional, ni presentan las mismas inclinaciones,  la relaciòn alumno-docente resultaría más atractiva y gratificante en un esquema de enseñanza que se preocupe màs por indagar y descubrir que por inculcar y aprender de memoria  . Dentro de 50 años el mundo posiblemente ya no sea tal como lo conocemos ahora. Ese mundo evidenciará  progresos notables,  si desde ahora todas las escuelas enseñaran la importancia del auto-descubrimiento y de las prácticas de mejora personal, si se plasmara con entrenamientos concretos el valor que se dice dar a la bùsqueda de la pasiòn y el desarrollo de las capacidades y habilidades relacionadas con esa pasiòn personal, habrá más felicidad en el mundo. Y aun con las frustraciones propias que implica el desarrollo personal en una carrera o profesiòn, un esquema social donde cada persona estuviera enfocada en mejorarse, por cierto dejaría menos lugar para la proliferaciòn de la maldad. Buena parte del destino de nuestros nietos son de nuestra responsabilidad  

La filosofía de un siglo es el sentido común del siguiente.

Henry Ward Beecher

Las emociones oscuras atormentan a nuestros hijos pero salvo en excepcionales circunstancias ninguna de ellas supone un sufrimiento que los chicos no puedan soportar. Todo lo contrario, necesitan experimentarlas a todas, necesitan aprender de ellas. Ofrecer a nuestros hijos los medios para que de adultos puedan preservar su salud física y emocional y mantener el estado de curiosidad y alegrìa es nuestra responsabilidad; Ofrecer una adecuada educaciòn emocional, la muestra contundente de cuidados nacidos de un amor honesto, verdadero y auténticamente liberador. 

Enseñarles a prestarse atenciòn a lo que sienten con cada persona, en cada lugar, en cada circunstancia, con cada asignatura o trabajo, es esencial para el bienestar y para guiarse en la vida. Y más lo será aùn para las generaciones venideras. Conviene ofrecerles desde temprana edad la oportunidad de aprender de sì mismos, pues encontaràn solo riqueza.  Contagiarles el gusto por explorar sus visiones y esas voces que pueblan su mundo inteiror; aprender a detectar sus sentimientos hará más fácil la convivencia comprendiendo que cada persona es un mundo aparte.  No todos los adultos son capaces de detectarlas; no todos los adultos llevan una comunicaciòn fluida consigo mismos, asì es que hay tanta incomprensiòn, tantos matrimonios rotos, profesiones e ilusiones malogradas,; familias donde la comunicaciòn profunda brilla por su ausencia, o es temida. O resulta dolorosa... y aquì se abre un nuevo capìtulo porque el dolor es acaso el asunto de entendimiento crucial por parte de padres y educadores. Del dolor siempre se extrae informaciòn y formaciòn importante y magnìfica. 

Màs temprano o màs tarde cada cual reconoce que sus guías confiables son las sensoriales y las emocionales. Ellas le ofrecen el sentido del dolor; el dolor comunica algo. Siempre. Posiblemente le indica a la persona que está tomando por el camino equivocado. O que necesita reforzar alguna otra habilidad. Todos los recursos ofrecidos desde el BilblioLab ayudan a dar lectura correcta al dolor; Porque hay dolores bueno y dolores malos. Podemos detectar en las clases de gimnasia; el dolor malo es el que revela una inflamaciòn; el dolor bueno, el que revela que el mùsculo ha sido ejercitado con èxito. Sabemos que este dolor bueno pasará al cabo de unas cuàntas ejercitaciones. No es por obra de la casualidad que las personas persistan en sus clases de gimnasia aùn a pesar del dolor. El bienestar general posterior es inmediato y es innegable. Algo parecido ocurre con los dolores emocionales, y con las ejercitaciones para el cuidado de la salud emocional. A estos efectos, las esencias florales, los remedios para la emociòn,  son desarrolladas a fondo en el BiblioLab con tácticas mentales para aplicar y potenciar la acciòn sanadora de la esencia. Desde el BiblioLab la consulta al Vademecum representa una valiosa ayuda adicional, sirve para aclarar las cosas cuando dos esencias presentan confusiòn. El BiblioLab ofrece un mètodo de asistencia formidable no solo para calmar el dolor emocional o fìsico sino para aprender a recurrir a las referencias interiores. Puede decirse que el BibloLab es una invitaciòn a visitar la Nube de Valencia con la mejor disposiciòn reflexiva. En ese espacio es posible confiarse a sì mismo, observar su situaciòn desde una perspectiva fresca, y evaluar con criterio. Los ejercicios ofrecidos para el tratamiento de cada rasgo floral permiten tomar las acciones adecuadas frente al dolor y hacia el crecimiento saludable, hacia la satisfacciòn, hacia la felicidad, hacia la plenitud profesional. En lugar de generar un efecto sedante, las Flores de Bach tratadas estratégicamente ayudan a aclarar el pensamiento, despejar nubarrones en el cielo emocional para ganar en determinaciòn, destrezas y audacia necesarias para tomar esas decisiones a menudo cruciales en la vida emprender esas acciones acertadas que llevan de regreso a esa exquisita experiencia de estar en su centro; Todo es energìa en este mundo. Las cosas se mueven gracias a la energìa. El ser humano tambièn. Sin la adecuada energìa emocional, ese el combustible del humano, su tarea de desatar nudos, franquear barreras limitantes y avanzar en el propio camino serìa un sueño imposible

Estamos llamados a formar parte del mundo mediante la acciòn. El hombre, a diferencia del resto de los animales, se caracteriza por su imaginaciòn, pensamiento y acciòn. Deliberadamente deja el mundo de un modo distinto a como lo encontró; y esto gracias a sus habilidades intelectuales y a su capacidad de implementar acciones, Aùn el más pasivo de los hombres, deja una huella de su existencia. Para crecer y emprender acciones valiosas, una pizca de dolor nunca viene mal. Si los chicos no tienen la oportunidad de experimentar el dolor que supone el riesgo, si no pueden experimentar el vértigo en un entorno seguro como la escuela o el hogar; si no se les da la oporutnidad de distinguir entre riesgo y peligro, no podemos pretender que muestren osadìa en los asuntos enriquecedores. Tampoco veremos en ellos la implementaciòn de cuidados oportunos, criteriosos y responsables. Lo que tendrá más chances de aparecer en un medio inhibidor es, en cambio, un magnìfico y altamente creativo despliegue de maldades, tal como las vemos prosperar. Porque la maldad y la creatividad están presentes en todas las personas; se encuentra en nuestra naturaleza en estado de latencia esperando un estímulo para cobrar forma y contenido.  La escuela el hogar hoy cuentan con métodos eficaces para preservarlas de convertirse en ese temido estímulo.    

Después del hogar, la escuela es el primero medio social "grande" que todas las personas están llamadas a conocer. En la escuela se encuentran todas las formas adultas en estado de latencia; como semillas por germinar. Una educaciòn emocional adecuada consigue hacer injertos maravillosos, lograr transformaciones magnìficas y memorables como siempre ocurre gracias a la mano del experto.  La escuela puede contribuir a sanar una sociedad que posiblemente estè enfermando en variados aspectos referidos a la vida social y la competencia laboral. Toda maestra ha tenido en su carrera algùn Vervain y algùn Vine y ha experimentado dolores de cabeza suficientes con su influencia sobre los ingenuos Larch, Cerato, Chestnut Bud y tantos otros. Por cierto habrá aprendido tambièn a no fiarse de esos alumnos muy quietos, estilo Cherry Plum que en cualquier momento, ante esa provocaciòn que es la gota que rebalsa el vaso,  saltan desbordados como una olla a presiòn causando destrozos a su alrededor y causándose a sí mismo un tremendo dolor. Su experiencia en los grupos y reconociendo la amplia variedad de comportamientos indeseados que trae esta problemàtica de la expresiòn del mal, con sus causas y consecuencias,  (y que no es posible ennumerar en este espacio) le permitará al docente comprender  las magnìficas implicancias que puede tener el acceso a un auténtico remedio emocional, la posibilidad de verdaderamente sanar esa emociòn que tal como se presenta, dirigirá la vida de alguien por caminos inconvenientes y desde muy temprana edad.  Detectará las ventajas de una educaciòn emocional en contraposiciòn con los estériles esfuerzos por poner orden, llamar a la cordura, o imponer castigos y penitencias en aras de "enderezar esos espìritus rebeldes". A mayor presión represora, mayor respuesta contraria. Las lecciones de la escuela se aprenden mejor y se aprovechan de un modo productivo e inteligente en equilibrio emocional. 

Ya lo decía Einstein: la imaginaciòn es más importante que la inteligencia. Además, al parecer, la inteligencia poco tiene que ver con la cultura, con las lenguas y las matemátivas. Es más una cuestiòn de estar en equiilbrio emocional, tranquilos para poder curiosear, relacionar, y libre y divertido para idear. Esencias Florales como Vervain y tantas otras esencias florales y combinaciones de esencias florales) explican el que alguien tenga los más diversos intereses. Sienten que deben satisfacer ese apetito de conocer eso que despertó su interés. Su innata facultad de relacionar es difìcil de dominar; está en él, latiendo, incubándose en su interior. Y el tiempo probará que su gama de intereses no se había despertado en vano. Los intereses recorren caminos subterráneos para revelarse en el momento justo tomando una forma singular en la forma de un invento, un descubrimiento.  Al cabo de un tiempo, la mente de Vervain que consiguiò mantener su originalidad, relaciona sorprendiendo siempre a su alrededor con iniciativas e invenciones. Vervain es un gran iniciador. Cuando se reprimen las pulsiones tipo Vervain puede aparecer la maldad. 

 

¿MALDECIR LA OSCURIDAD, O ENCENDER UNA VELA?

Por el motivo que sea, de algo podemos estar seguros: que es preferible permitir a reprimir, y  brindar ayuda más efectiva frente a los dilemas de la emociòn. Todos sabemos que reprimir tiene su efecto contrario. Que muchas cosas desagradables se hacen en nombre del bien, o por tu bien. Que el camino hacia el infierno está empedrado de buenas intenciones. De nada sirve la educaciòn si ella enseña a tapar, ocultar o a disimular. De nada sirve cuidar las formas pues el contenido siempre habrá de reverlarse; (en cualquiera de sus formas revelará esa emociòn que lo inspira) . Afortunadamente muchas escuelas ya están implementando el rastreo de la emociòn, la incluyen, la exploran.  Alientan a la saludable expresiòn de la emociòn. Si se les dice a un chico no digas eso, eso está bien, eso está mal, generamos represiòn. Si a esto se le suma el espìritu autoritario del docente y una explicaciòn satisfactoria que brilla por su ausencia, siempre obtendrermos rebeldìa. En cambio, al ofrecerles  medios atractivos que les permitan expresarse de un modo genuino y abierto màs ràpidamente serán identificados esos chicos que están sufriendo una emocion contraria y màs ràpidamente serán socorridos y rescatados con remedios para la emociòn que los preserve de experimentar intereses y pasiones malsanos. 

Basándonos en nuestra experiencia nos hemos convencido de  que en lugar de reprimir una conducta "mala",  mejor es prescribir el remedio para sanar la emociòn perturbadora que  inicia tal conducta. Y este remedio surge inmediatamente de aplicar  técnicas precisas de rastreo. La conducta "indeseada" es de este modo observada con atenciòn y recibida con agradecimiento; pues ella evidencia eso que está adentro y que tiene tantas chances de anidarse y expandirse, como de corregirse y sanar por completo.  Este entrenamiento floral brinda además la magnìfica posibilidad a los mayores de medirse con esas conductas molestas de los menores. A menudo esas "malas" conductas no son tan malas... sino que interceptan descaradamente una limitaciòn que evidencia el adulto. Todo adulto que desee mejorarse lo conseguira con este sistema que le permitirá un estupendo sinceramiento y oportunidad de corregirse, mejorarse, o simplemente actualizar sus conceptos con solo aplicarse a los ejercicios sugeridos para realizar en agradable intimidad. 

Frecuentemente las lecciones de moral y buenas costumbres terminan siendo margaritas tiradas a los chanchos. Muchos reclamos que se le hacen a los alumnos de prestar atenciòn consiguen todo lo contrario de lo que piden; consiguen escapadas a la Nube de Valencia. Se consigue mucho más con menor gasto de energìa si se aprende a manejar las energìas emocionales con pericia y estrategia. Porque entendemos que siempre es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad es que ofrecemos desde nuestro sitio escapadas fructíferas (y no huidas) a la Nube de Valencia. Con tristeza por lo que vemos a nuestro alrededor, pero con esperanzas por los progresos que tambièn vemos con las esencias florales es que ofrecemos nuestro conocimiento para que todos los que se interesen puedan aprovecharlo y gozar de las ventajas que trae una buena educaciòn emocional.  Mediante videos, manuales y material de trabajo, aquì está nuestro aporte y que ofrecemos deseando fervientemente que este material se aprenda no para exhibirlo sino para utilizarlo, que resulte verdaderamente útil y esperando,como diría Edward Bach,  
                              que la simpleza de este método no los aleje de su empleo.

 

   

El BiblioLab (biblioteca-laboratorio virtual) es una iniciativa más de Liliana Dercyé para Aflorarte.com para brindar a las personas un espacio desde donde comprenderse y superar eficazmente sus problemas emocionales, psíquicos y físicos. 

Si en forma total o parcial usted comparte los motivos humanitarios que inspiran estos temas, difúndalos en su comunidad. 

Si  está de acuerdo con nuestras propuestas, si disfruta del material gratuito o arancelado ofrecido online en nuestro sitio web, y aprecia nuestro trabajo, compártalo o expréselo en nuestra flamante página de Facebook para Aflorarte.com

 

 

El Servicio de Coaching ONline para adelgazar es una iniciativa de Liiana DErcye para LoQueEngordaEsLaEmocion.com en ayuda a las personas que presentan un vinculo enfermizo con la comida, que se sienten limitados y llevan una relación conflictiva consigo mismos y con los demás. Ofrece las estrategias de rastreo para que todas las personas pueden detectar por sí mismas el origen de su problema y las técnicas mentales para superarlo definitivamente y desde la raíz. 

Si conoce nuestra campaña de ayuda al obeso y aprecia de forma total o parcial nuestra propuesta para ayudar a regresar al vìnculo saludable con la comida,  recomiénde nuestro sitio web en su comunidad,  o simplemente expréselo con un Like en nuestra flamante página de Facebook para LoQueEngordaEsLaEmocion.com  

 

 

 

 

  Lecturas relacionadas:

El alumno difícil

El mago y el científico. Umberto Eco

Los padres que no saben poner límites producen dictadores. Aldo Naouri

BiblioLab

el fracaso de los genios es casi un clisé

BiblioLab

Orientación vocacional en casa

Orientación vocacional en la escuela

Sobrepeso_juvenil.htm

La Vocación del mal  ¿Qué hacer cuando los chicos evidencian una clara 
vocación hacia el mal?

adicción, negocios y propaganda

Servicio de Orientación Vocacional

Campaña de Ayuda al Obeso

Archivo


LO QUE ENGORDA ES LA EMOCIÓN

CURSO  INTRODUCTORIO GRATUITO

SUSCRÍBASE ** ES GRATIS**

Suscripción abierta al público

Subscríbase ahora para recibir
2 mensajes diarios durante 7 días
NO incluye lecciones ni ejercicios del Servicio 
Más información sobre el 
Curso Introductorio aquí

 

Al suscribirse revise su
Carpeta de Correo Spam-
 
Lamentablemente muchos mensajes 
se pierden allí


Más información sobre el Curso Introductorio aquí

O Pulse para registrarse al programa

 

 

  Consultar Vademecum
Online


website security

¡SEXO, VIAGRA 
Y ROCK AND ROLL!
...¿divertido o tragicómico?
...
Incluye nutrida lista de enfermedades y desvíos de la conducta ocasionados por problemas sexuales que se arrastran conciente o inconcientemente.

Sepa más

 

 

 

 

  

free hit counter

 

Programa de Afiliados

Aflorarte.com está activo en Internet desde 1998
Contacto   

 

Copyright © 2000-2008: www.aflorarte.com   Todos los derechos reservados
Iniciativa de Liliana Dercyé:  
www.lilianadercye.com   /   www.loqueengordaeslaemocion.com